jueves, 29 de agosto de 2019

¿ QUIÉN ES NARCISO ?




Hijo del río Cefis  en la Beocia y de la ninfa Liriope . Cuando Narciso era pequeño su madre pidió a Tiresias , un vidente  por el tiempo y la vida que tendría su hijo. La respuesta enigmática fué que la tendría si jamás buscara conocerse a si mismo.
Narciso era un joven bello y atractivo lo que le hacía tener grandes admiradores y admiradoras , amantes .Sin embargo el rechazaba a todos y todas ellas.  Pero llego una única vez a enamorarse de la ninfa ECO. Zeús el gran padre de todos los dioses había castigado a esta ninfa con la imposibilidad de hablar y sólo poder repetir las últimas sílabas de las palabras que oía de los demás. Narcíso no le hizo ningún caso por eso ECO se consumió hasta reducirse a una voz sin nada más. Por eso Narciso fue castigado con únicamente poder contemplar su imagen reflejada en un lago del monte Helico . Narciso cuanto más se miraba en el reflejo más se enamoraba de si mismo , esta pasión lo atrapo totalmente hasta que llego a consumirse y morir  por eso los dioses decidieron convertirlo en una flor que nace en los estanques y ríos : el narciso.

Paul Valery a quien mi amiga Ângels Roses , gran pintora y artista , veneraba escribió varios poemas titulados ; :Narciso. "Narciso habla" "Fragmentos del Narciso" " El ángel" "Cantata de Narciso" pero el tema valeriano está presente en toda su obra . ¿Quien es Narciso? Entre las muchas lecturas posibles especialmente es significativa la que escapa del psicoanálisis freudiano. ¿ Quien transforma la piedad de un joven Narciso incapaz de amar a los demás , Eco la ninfa, y ensimismado por su reflejo en el agua contempla a quien es el único e irrepetible según sus sentimientos ? Los dioses entienden esa naturaleza -con el símbolo del agua- etérea y a la vez fluida , ingrávida, ..¿Amarse a uno mismo como única vanidad posible para alcanzar el amor perfecto ? Valery rompe esta idea , no se trata de narcicismo mal entendido , porque envejecer convierte el deseo del yo en una pena terrible a su persona.No hay incondicionalidad a Narciso. Conocerse no pasa por admirarse uno mismo , egolatrarse sinó más bien en aprenderse a estar bien o mal con uno mismo. He aquí la respuesta en el Narciso de Paul Valery..Creo que mi amiga entendía esto precisamente en su visión. Narciso es el hombre universal , espiritual, físico, mental ..en sus dimensiones intrínseca, extrínseca y sistémica. Somos una isla en el mar, pensará Valery que ocupa dentro de la poesía que nos explora, nos desvela, nos advierte, nos describe , absolutamente todo lo que somos . Valeery piensa en que todo hombre contiene una mujer y así Narciso evoca el recuerdo de la Narcisa en el poema de YOung. Narciso es amarse uno mismo y sólo ser capaz de ser Narciso. Valery cree que escribir sirve para reconocerse en las otras personas  para afirmar y confirmar la existencia. ¿De qué manera nos preferimos a nosotras mismas : como objetos narcisos o bien como sujetos a los ojos de las demás ? Se trata de convertirse en objeto de deseo amoroso por parte de quienes al escribir te admiran y te reconocen , ¿sinó para qué se escribe o para quien se escribe ?  
El Narciso de Valery no es este último más bien se refiere tras su crisi sentimental en el 1892 a ser objeto de investigacion de uno mismo , a ser una forma de autoconocimiento eso de escribirse. Ese Narciso es espiritual como universal así el poeta es el escritor y va más allá de la poesia porque el conocerse implica escaparse a través de la escritura de una misma. ¿Qué importa la presencia concreta en el poema que se escribe o en el relato que se desarrolla o en el ensayo que se produce ? 
Valery así consigue en el precepto socrático del conocete a ti mismo invertir el valor del mismo para no convertirlo en el aprendizaje a la muerte que la filosofia del Fedón sostiene. Valery convierte la escritura y su Narcicismo en algo impersonal , en algo que puede tomar presencia en cualquiera de nosotras . No hay identificación alguno con ese mito en Valery , porque no hay vanidad ni condescendencia alguna, ni orgullo alguno , prefiere el hacer al objeto mismo, el ser al parecer aunque eso sea difícil de encontrar en ese mito . ¿Acaso el ser o el hacer no genera a través de la poesia y la escritura una permanente inestabilidad Personal ? 
Lou Andreas-Salomé  en "El narcicismo como doble dirección"  sostiene una significación complementaria a la de Valery.Tal como Jordi Ibañez en su novela "Un quartet" reinterpreta , esta psicoanalista recoge la teoria del espejo lacaniana. En Lacan el niño a través del espejo se reconoce a través de como los demás lo ven , un yo entendido como deseo de los otros ( sea quien sea) entendido como la propia esencia natural que constituye al niño o la niña. El tema está en que Narciso se lanza al agua no para recoger enamorado y deseoso de su autoimagen sino como escapatoria , como trauma, como huida a una realidad que no puede sostener. Narciso se convierte así en un ser que huye de si mismo , de su manera de ser, de estar en el mundo , de su lucha entre su yo y el otro o los otros. El egoísmo como problema libidinoso dirá Andreas-Salomé - acaba siendo su complemento y acaba siendo quien permite la creación artística y poética. De ahí la idea nuevamente de la escritura como elemento narcicista que nos configura en el espacio de nuestro yo frente al espejo que son las otras. Así el narcicismo adquiere una doble dirección como unificadora del yo y alienadora . 
Para acabar la visión de Thomas Moore en "El cuidado del alma" a partir de las tesis de Jung ofrece una visión coincidente en esta linea al plantear que el mito no ha estado interpretado bien hasta ahora puesto que no habla de un yo autocomplaciente sinó más bien de un yo que porque no se conoce no sabe como reconducir su verdadera esencia o naturaleza. El reflejo de Narciso no habla de un endiosamiento a su persona sinó más bien de una falta de conexión consigo mismo , con su verdadera naturaleza . 

No hay comentarios:

LAMENTO

Llevo días escuchando el lamento de un perro o una perra. A lo lejos, llegando del monte y de la lontananza escucho un aullido profundo...