miércoles, 17 de julio de 2019

ENCONTRAR EL DESTINO



Había encontrado un cadáver en la callejuela de alrededores de su casa. Un lugar oscuro y alejado de viviendas habitadas . Puede que fuera irreal aquel lugar porque el silencio se hacía a veces aterrador. 
Era una mujer de mediana edad. Cabellos largos y canosos . Expresión inocente . Sus pupilas parecían dilatadas . Tenía veinte cuchilladas en el tórax. Seguro que se había desangrado fácilmente en una media hora . Sus manos largas parecían encogidas como si hubiese querido agarrar en un último instante la vida que se le escapaba. Llevaba una blusa blanca con los hombros al descubierto, unos tejanos y unas botas de cuero . 

Se fijó especialmente en su mirada , albergaba cierta paz final , serenidad, pacíficamente distante con lo que manifestaba su cuerpo. Parecía que cuerpo y mente se hubieran separado , como si lo que fue consciente la mujer en su final nada tuviese que ver con lo que le pasara. 

En el suelo encontró el cuerpo tendido con las piernas apretadas, mirando hacia el suelo, la cabeza ladeada . A su alrededor no había ninguna muestra significativa como papeles, objetos que delataran alguna pista. 

Cogió su móvil y llamó al 091 . 

- Dígame, comisaria número 20189 , del barrio de cañaveral . ¿Con quien habló? 
- buenas , mi nombre es Jaime , acabó de encontrar cerca de mi casa un cadáver . 
- ¿De qué dirección se trata ? - añadió con voz seria el policia . 
- Calle de Verdaguer  frente a un restaurante . 
- Espere aquí mismo nos presentamos en un momento. 


No pasaron ni 10 minutos que dos coches de policia se presentaron , y salieron de ambos coches dos hombres y dos mujeres uniformados. Una de las policias se le dirigió a él rápidamente. 

- ¿Que ha visto , qué ha pasado ?  

- De regreso a mi casa he girado la vista al callejón porqué me ha parecido escuchar un ruido. 

- ¿ Puede indicar el hora exacta que ha oído y visto esto ? 

- Serían las 3 de la tarde . Me sorprendió como un ruido extraño. 

- Puede darnos su documento de identidad , por favor 

- Aquí tiene ...Jaime Nules Huerta  número 2999908756 H 

Bien , vamos a avisar a la brigada judicial de atestados para tomar huellas, fragmentos de piel, pelo, cualquier huella que nos llevé a descubrir de quien se trata .No ha habido ningún aviso de desaparición.


Jaime marchó pensando en el rostro de aquella mujer que parecía haber encontrado un destino feliz al final de su vida. Morir a cuchilladas no lo parecía que fuese la causa para alcanzar ese destino pero aquella cara que le venía constantemente una y otra vez a su cabeza no le podía hacer pensar en nada más. 

Un destino feliz . Puede que pase por un asesinato en un callejón del olvido, en el callejón de los anónimos no deseados por nadie ... Era evidente que ella había buscado y encontrado eso sin más. 


Jaime de regreso cuanto más caminaba hacia el picaporte de su portal y abrir con la llave se obsesionaba con la persona anónima .. ¿ Puede no ser conocida por nadie ? ¿Puede ser un ser solitario que nadie la encuentre a faltar ?  Eso le produjo una cierta tristeza .... pensar que alguien es totalmente prescindible , que pasamos y caminamos por la vida sin nada ni nadie que nos encontrara a faltar un día y que ni quedara una historia personal ni un dato en los periódicos ni un registro policial - porque al cabo del tiempo se destruyen- . 

Tenía mucha pena , de sentirse así y miro al llegar a su piso donde acumulaba millones de objetos absurdos como pelotas de golf , o sombreros extraños o pipas de fumador ...que nada era importante y que incluso la muerte puede venir un día y recogernos felizmente . Gracias se dijo a si mismo , mañana iré a llevar una rosa blanca en el lugar donde encontré a esa mujer . 

Al cabo de unos meses se acercó a la comisaria más cercana para preguntar por el caso y no le supieron dar ni el nombre ni indicar nada ni nadie que la hubiera reclamado , hubiera dicho nada . Por eso Jaime entendió que el destino también puede ser tan inesperadamente feliz como el del callejón una noche cualquiera en una fecha cualquiera . 

Luego con los años se le aparecían preguntas sobre quien podría haber sido, cual podía ser el motivo, por qué matar con 20 cuchilladas, qué vida llevaba esa mujer..pero todas las respuestas quedaban sin contestar ... Ninguna pista , nada . 

Se le ocurrió entonces pensar en ponerle un nombre , una edad, una vida propia , un motivo al asesinado, una razón , un sentido a la historia con final feliz en su rostro ... Así nació su primera novela negra que quiso titular :    ENCONTRAR EL DESTINO .

No hay comentarios:

Nada pesa .

La playa no es un lugar desierto. Hay arena y agua, rocas y viento. A las 8 de la mañana hay silencio.La brisa que envuelve el vaivé...