domingo, 24 de febrero de 2019

Nos mata el tiempo







Acurrucada  yace la avutarda muerta de frio 
la noche llegó penetrante 
cae la helada como si fuera cristal sin esperanza 
no suena ya su corazón abatido .. 

La fría montaña se llevó la paz 
el tiempo dejó en el olvido cualquier posición 
caída la temperatura se enfermó el despido 
sin un adiós por tiritar de tanto y tanto frió 

El campo estéril se  quedó en silencio 
callado y vacío 
un día ella le regaló un amoroso instante vivo 
y él disfrutó en el presente todo aquello que tuvo .. 

La noche larga 
callada y sin sonido 
mira hacía dentro 
sólo más sola que nunca .. 
 

No hay comentarios:

ENCONTRAR EL DESTINO

Había encontrado un cadáver en la callejuela de alrededores de su casa. Un lugar oscuro y alejado de viviendas habitadas . Puede que fue...