NADA NOS PERTENECE , NADA


UNA PROPOSTA PER MIRAR A NIETZSCHE D'ALTRE MANERA 


























Desde hace  cien años se considera que la locura (literaria) consiste en esto : "Yo es otro": La locura es una experiencia de despersonalización .Para mí , sujeto amoroso , es todo lo contrario: es a causa de convertirme en un sujeto , de no poder sustraerme a serlo , que me vuelvo loco. Yo no soy otro ; es lo que compruebo con pavor. 
Soy indefectiblemente yo mismo y es en esto en lo que radica mi estar loco: estoy loco puesto que consisto. 

Es loco aquel que està limpio de todo poder . ¿Cómo? ¿Acaso el enamorado no conoce ninguna excitación de poder ? El sometimiento es no obstante asunto mío: sometido , queriendo someter, experimento a mi manera la ambición de poder , la líbido dominandi :¿es que no dispongo , como los sistemas políticos , de un discurso bien construido , es decir sólido , ágil , articulado?  Sin embargo , ahí está mi singularidad, mi líbido está absolutamente encerrada: no habito ningún otro espacio que el duelo amoroso, ni un ápice de exterior y por lo tanto ni un ápice de sentido gregario : estoy loco : no porque sea original ( burdo ardid de la conformidad)  sino porque estoy separado de toda socialidad . Si los demás hombres son siempre en grados diversos militantes de algo yo no soy soldado de nada ni siguiera de mi propia locura, yo no socializo ...
                                                                     Fragmento de Razones para el discurso amoroso.












----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Era Nietzsche un protonazi? per  Pau Torres 



video


Bé sabem que les idees del filòsof Friedrich Nietsche són a vegades confuses i difícils d’entendre fins i tot des del punt de vista filosòfic. És per això que les idees que sovint exposa a les seves obres són moltes vegades objecte de polèmica pel significat que volen transmetre i s’arriben a fer interpretacions errònies del que deien. Una d’aquestes interpretacions errònies, segons el meu parer, és la idea que Nietsche tingués idees feixistes i nazis abans que s’esdevingués la dictadura del tercer Reich.

Aquesta polèmica sobre l’autor té el seu origen en els conceptes de “superhome” i “voluntat de poder” creats per Nietzsche. Són mots que apareixen en part de la seva obra com Així parlà Zaratrusta o Ecce Homo, en les quals estableix el superhome com a un tipus d’home nou, vital, creador dels seus propis valors (sense deixar-se influenciar per valors imposats), negador del més enllà, senyor de la seva pròpia vida, superador del nihilisme, dur, solitari, que s’accepta tal com és i que afirma la vida. És un concepte associat a l’assimilació que el dolor i patiment formen part de les nostres vides i que sense això la vida no tindria sentit. Aquesta afirmació pròpia del superhome per superar els obstacles de la vida i continuar endavant és la voluntat de poder. Tanmateix, el significat del superhome nietzscheà (Übermensch en alemany) que vol dir superació és manipulat (malinterpretat) per la política feixista del tercer Reich i passa a significar “home superior”. Aquesta manipulació de les idees de Nietzsche foren afavorides per la seva germana que, després de la mort de l’autor, reedità les seves obres i les modificà afavorint l’exaltació racial ària del nazisme.

No podem dir, per tant, que Nietzsche era un protonazi. Un superhome no vol dir un home superior als altres (valoració nazi dels aris) sinó simplement un afany de superació individual, buscar el camí de la vida desproveït de qualsevol Déu i en llibertat.




------------------------------------------------------------------------------------------------------------











"No  quiero ocultarle nada, maestro(...) He aprendido demasiadas cosas de usted, y he estado junto a usted demasiado tiempo, como para poder dedicarme totalemte a los problemas actuales de la cultura y de la educación(...) Me agrada describirle las caraterísticas que he descubierto en los problemas de la cultura y de la educación, hoy discutidos tan vivaz e intensamente. En el momento actual, nuestras escuelas están dominadas por dos corrientes aparentemente contrarias, pero de acción igualemente destructiva, y cuyos resultados confluyen, en definitiva: por un lado, la tendencia a ampliar y a difundir lo más posible la cultura, y por otro lado, la tendencia a restringir y a debilitar la misma cultura. Por diversas, razones la cultura debe extenderse al círculo más amplio posible: eso es lo que exige la primera tendencia. En cambio, la segunda exige a la propia cultura que abandone sus pretenciones más altas, más nobles y más sublimes, y se ponga al servicio de otra forma de vida cualquiera, por ejemplo, del Estado(...)"
"Creo haber notado de dónde procede con mayor claridad la exhortación a extender y a difundir lo más posible la cultura. Esa extención va contenida en los dogmas preferidos de la economía política de esta época nuestra. Conocimiento y cultura en la mayor cantidad posible - producción y necesidades en la mayor cantidad posible-, felicidad en la mayor cantidad posible: ésa es la fórmula poco más o menos. En este caso vemos que el objetivo último de cultura es la utilidad, o, más concretamente, la ganancia, un beneficio en dinero que sea el mayor posible. Tomando como base esta tendencia, habría que definir la cultura como la habilidad con que se mantiene uno << a la altura de nuestro tiempo>>, con que se conocen todos los caminos que permitan enriquecerse del modo más fácil, con que se dominan todos los medios útiles al comercio entre hombres y entre pueblos. Por eso, el auténtico problema de la cultura consistiría en educar a cuantos más
hombres <> posibles, en el sentido en que se llama
<
> a una moneda. Cuantos más numerosos sean  dichos hombres
corrientes, tanto más feliz será el pueblo"

"En cambio, me ha parecido que por muchos lados se entona otra canción
-desde luego no con tanta sonoridad, pero por lo menos con el mismo
enfásis-, a saber, la de la reducción de la cultura. En los ambientes
eruditos, habitualmente se susurra al oído, en cierto modo, esa
canción. En realidad, se trata de un hecho genral: con la utilización -
ahora perseguida- por parte del estudioso de su ciencia, la cultura de
dicho estudioso se volverá cada vez más casual y más inverosímil.
Efectivamente, el estudio de las ciencias está extendido tan
ampliamente, que quien quiera todavía producir algo en ese campo, y
posea y tenga buenas dotes, aunque no sean excepcionales, deberá
dedicarse a una rama completamente especializada y permanecer, en
cambio, indiferente a todas las demás. De ese modo, aunque éste sea en
su especialidad superior al vulgus, en todo el resto, o sea, en todos
los problemas esenciales, no se separará de él.Así, pues, dicho
estudioso, exclusivamente especialista, es semejante al obrero de una
fábrica, que durante toda su vida no hace otra cosa que determinado
tornillo y determinado mango, para determinado utensilio o para
determinada máquina, en lo que indudablemente llegará a tener
increíble maestría"

Nietzsche, F. (1977) Sobre el porvenir de nuestas escuelas. Tusquets.
Barcelona p. 59-64
<> a una moneda. Cuantos más numerosos sean  dichos hombres
corrientes, tanto más feliz será el pueblo"

"En cambio, me ha parecido que por muchos lados se entona otra canción
-desde luego no con tanta sonoridad, pero por lo menos con el mismo
enfásis-, a saber, la de la reducción de la cultura. En los ambientes
eruditos, habitualmente se susurra al oído, en cierto modo, esa
canción. En realidad, se trata de un hecho genral: con la utilización -
ahora perseguida- por parte del estudioso de su ciencia, la cultura de
dicho estudioso se volverá cada vez más casual y más inverosímil.
Efectivamente, el estudio de las ciencias está extendido tan
ampliamente, que quien quiera todavía producir algo en ese campo, y
posea y tenga buenas dotes, aunque no sean excepcionales, deberá
dedicarse a una rama completamente especializada y permanecer, en
cambio, indiferente a todas las demás. De ese modo, aunque éste sea en
su especialidad superior al vulgus, en todo el resto, o sea, en todos
los problemas esenciales, no se separará de él.Así, pues, dicho
estudioso, exclusivamente especialista, es semejante al obrero de una
fábrica, que durante toda su vida no hace otra cosa que determinado
tornillo y determinado mango, para determinado utensilio o para
determinada máquina, en lo que indudablemente llegará a tener
increíble maestría"

Nietzsche, F. (1977) Sobre el porvenir de nuestas escuelas. Tusquets.
Barcelona p. 59-64
corrientes, tanto más feliz será el pueblo"
"En cambio, me ha parecido que por muchos lados se entona otra canción -desde luego no con tanta sonoridad, pero por lo menos con el mismo enfásis-, a saber, la de la reducción de la cultura. En los ambientes eruditos, habitualmente se susurra al oído, en cierto modo, esa canción. En realidad, se trata de un hecho genral: con la utilización - ahora perseguida- por parte del estudioso de su ciencia, la cultura de dicho estudioso se volverá cada vez más casual y más inverosímil. Efectivamente, el estudio de las ciencias está extendido tan ampliamente, que quien quiera todavía producir algo en ese campo, y posea y tenga buenas dotes, aunque no sean excepcionales, deberá dedicarse a una rama completamente especializada y permanecer, en cambio, indiferente a todas las demás. De ese modo, aunque éste sea en su especialidad superior al vulgus, en todo el resto, o sea, en todos los problemas esenciales, no se separará de él.Así, pues, dicho estudioso, exclusivamente especialista, es semejante al obrero de una fábrica, que durante toda su vida no hace otra cosa que determinado tornillo y determinado mango, para determinado utensilio o para determinada máquina, en lo que indudablemente llegará a tener increíble maestría"

Nietzsche, F. (1977) Sobre el porvenir de nuestas escuelas. Tusquets.
Barcelona p. 59-64




No hay comentarios: