domingo, 3 de marzo de 2019

EL PRINCIPITO

Uno de los libros que en filosofía pueden ayudar a pensar es el Principito de Antoine de Saint-Exupery. La historia de este autor ya de entrada resulta fascinante por el misterio que le atraviesa, su pérdida en el océano sin encontrar nunca restos algunos, su vocación como piloto de guerra, su altruismo buscando aviadores perdidos .. La obra "El principito" empieza con una dedicatoria a un amigo íntimo del autor , un judío afincado en Francia que al llegar la guerra ve como su situación le llevan a una pobreza extrema , a un miedo espantoso, a una sensación de inhumanidad grande. El autor le dedica ¡este libro Léon Werth , cuando era pequeño. Habla de pasar hambre y frío , dos condiciones que precisamente nos remiten a la idea de la condición humana . 
Uno de los capítulos más bonitos es el capítulo VII cuando en el quinto día se le revela al aviador que ha conocido y establecido contacto con el principito un secreto sobre la vida . Si las flores se pueden comer . 
En este momento aparece la flor , una flor con espinas, Y entonces se pregunta para que las espinas ¿Qué función tienen ? 
La conversación entre aviador interesado en arreglar su avión estropeado en medio del desierto y el principito gira entorno a saber diferenciar lo importante en la vida de aquello realmente trivial. ¿qué es realmente lo que nos debe importar en la vida ? ¿como seres humanos? Aquí nuevamente el autor establece la diferencia entre la mirada del adulto que le pasa la vida sin darse cuenta de nada realmente porque no sabe apreciar la vida misma de la del niño que se detiene en aquello que realmente importa. Hay quien mira pero no ve nada, y hay quien no ve nada pero es capaz de contemplarlo todo. 
Un planeta con hombres que no aman, que no aprecian el olor de las flores, que no miran las estrellas, que no hacen nada para nadie, y que se pasan la vida mirando por la ventana viendo pasar el tiempo sin más.  Eso no es un hombre, un ser humano es otra cosa... 
Uno puede ser feliz amando una simple flor única , cuando la contempla , la admira, la observa porque sabe que la debe cuidar, la debe apreciar, debe estar para ella, debe saber de ella, debe aprender de ella . Por eso para que una flor no esté en peligro el aviador dibuja a un cordero que come flores un bozal y protege la flor con una armadura.. ¿Como puede ser tan misterioso el país de las lágrimas ? 
La flor solitaria sin embargo , la que el principito mantiene y cuida cada día no es flor de un día . Aquella flor era diferente , especial , bella , tremendamente bella , presumida, tremendamente presumida, !Qué bonita era la flor! Una flor que su vanidad le lleva a creerse única, irrepetible, distinta, ..efectivamente nada modesta, aunque la belleza pudiera despertar cierta " inestabilidad , cierta admiración y veneración ".  La flor pedía y pedía al principito absolutamente todo , ahora quiero agua, ahora cuídame y trae un poco de abono, ahora corta la puntas de mis hojas, ahora ... Esa vanidad de vanidades como dice el libro del Eclesiastes o el libro llamado Qohelet , convierte a la flor en una presuntuosa, exigente, casi despótica , pidiendo eso y lo de más allá. Que si trae eso que necesito, que si ahora yo y sólo yo lo hago todo bien , que si soy así, que si soy asa, .. La flor era de un egocentrismo divina, espléndida, majestuosa, incapaz de escuchar al principito, incapaz de detenerse por un momento en el tiempo para mirar la sonrisa o los ojos abiertos de un principito dispuesto a todo por esa bella flor. Que si no soporto las corrientes de aire, que si no me gustan las niñas que no llevan uniforme, que si las niñas van demasiado destapadas, que si la libertad está en los límites del decoro, que si los ocupas son ... El principito pensava y pensava sobre lo complicada que resultava ser esa flor .¿Cómo podía soportar a veces tanta vanidad, tanto exceso de autoritarismo casi al nivel de despreciarle y  maltratarle como si se tratara de un lacayo a su servcio ? Encima la flor le venía cada día con más exigencias que si me pongas cuando llegue la noche bajo una campana de cristal , que si hace demasiado frío en tu casa , en tu planeta, que si la cama está demasiado baja , que si debes sacar el espejo de la entrada de tu planeta, que si ...Ninguna otra flor hasta entonces le había hecho semejantes observaciones al principito , ninguna le había insinuado nunca nada parecido , al contrario .. Estaba claro que esa flor era única , tan única que en su mentir compulsivo acongiendose a sus imaginarias necesidades que le hacían creerse especial y superior al resto de flores habían convertido al prncipito en un servidor, un esclavo de semejante flor.A veces incluso cuando tosia la flor era para que el se sintiera con remordimientos de conciencia, otras veces le decía que no se encontraba bien para que él estuviera preocupado por ella,  El amor del principito y su buena voluntad hacían dudar muchas veces de si esa flor única era realmente tan y tan especial y si merecía semejante trato y mimos. A veces el principito en las palabras que la flor con su dureza le lanzaba -porque ella tenía una capacidad de ser tajante, fría, distante, helada, agresiva - se ponía triste, melancólico mucho , pero mucho .. Incluso llego a pensar que nunca tuvo que hacer caso a las flores, y menos a esa flor en concreto.Las flores están para ser miradas , contempladas, incluso oler su aroma pero nada más. Mi flor estaba claro que dejaba un rastro de perfume enorme a todo el entorno pero nunca el supo disfrutar de esa realidad. Era una flor que perfumaba , pero también iluminaba y puede que no la debería juzgar por sus palabras , por lo que le  oía decir, por eso sino sólo por los gestos que tenía la flor hacia el principito. Pero es que las flores son tan contradictorias , como amarla así con todo eso, como entender su ternura a pesar de sus espinas ...
Por eso en el capítulo nueve el principito decide marchar de su planeta y empieza a barrer y barrer todo para dejarlo todo en orden ..En ese momento del adiós entonces se despide de la flor de su planeta , ella no le contesta en un principio le ignora ...pero más tarde con una gran dulzura y calma , sin ser tan seca y dura como siempre había sido le dijo que por favor el principito fuera feliz .Claro que te quiero le dijo la flor no lo has sabido por culpa mía , nunca te lo he dicho claro , no tiene ninguna importancia ..Si has decidido marchar , vete ya le dijo la flor, marcha lejos , no te preocupes de mi .. porque no quería la flor que la viese llorar , en el fondo siempre seguiría siendo una flor orgullosa, vanidosa, como flor única e irrepetible . 



No hay comentarios:

QUITARSE LA VIDA . EL AMOR NO SALVA DE NADA . TADEUSZ BOROWSKI

Era un 1 de Julio de 1951  cuando en Varsovia , Tadeusz Borowski se quitó la vida , un poeta comunista , que a los 4 años vió como su p...