jueves, 29 de noviembre de 2018

LA SOLEDAD EN SARTRE




En la retirada los enemigos se acercaban y quienes consideraban que sus libertades y su supervivencia podía peligrar decidieron huir. Jean Paul Sartre es un pensador de retirada . Sartre nunca se comprometió con nada ni con nadie porque siempre se supo instalar en la duda eterna , en la falta de afirmación sobre su pensamiento. Como ser humano su acción parecía disociada a su pensamiento , a sus ideas.

Sartre construye una vida desde la negatividad, desde una visión excesicamente pesimista que le acobarda hasta con sus últimos momentos para ese ser-para-la muerte de Heidegger. Pero ; ¿ a qué responde ese problema sartriano ? 



Su proyecto ontológico nos sitúa en un enclave antropológico con la propia libertad . Sus relaciones con los demás se presentaban como idealizaciones sobre la realidad misma y ajenas al cuerpo ontológico de lo real. Por ejemplo el relato de Simone de Beauvoir en sus "conversaciones con Jean Paul Sartre " escritas en Agosto de 1974 en Roma y París sostiene que ya no le interesa la política ,la literatura, su pensamiento anterior. 

Su propia historia vital con Simone fue de falta de compromiso con la propia relación. Seguramente la idea de fraternidad intentó siempre ser un sustituto de esa falta de encontrarse con el otro o la otra. 

La reflexión de Sartre sobre el otro , ese cuerpo para otro a diferencia del ser de el cuerpo propio entendido de forma contingente pero existiendo para si mismo. 

El escritor Houellebecq escribe que lo que no sabemos es ofrecer el cuerpo como objeto agradable que da placer de manera gratuita como entrega real , como una idea de sexo natural por eso renunciamos a esa atracción hacia el simple cuerpo del otro. Sartre entendía precisamente que la conciencia no cesa de tener un cuerpo sin embargo la necesidad de encontrarse más allá de un cuerpo convierte al otro en un deseo de tenerlo plenamente. Lo presente existencialmente quiere y desea proyectarse hacía un futuro abierto ¿qué es lo esencial de uno y del otro ? 

El compromiso con algo o con alguien sitúa al sujeto en la necesidad de completarse , de cerrarse , de cerrar el círculo , de alguna manera que no se punaedan definir como lo que no quieren ser : pareja. Sartre precisamente se deshace de este concepto hablando de la autonomía de cada individuo. Como único responsable de su vida pero precisamente eso convierte a la persona en un sujeto libre de su condicionalidad misma, de su decisión misma de estar en el mundo. 

Sartre por eso se retira en su "Nausea" de forma que el exceso de responsabilidad le inhabilita como ser vital frente a si mismo. Ese proyecto personal que es el ser humano exige de la libertad que  da en el fondo posibilidad alguna de escoger delante la contingencia del dolor, la enfermedad, el amor, la muerte. La diferencia entre esa libertad comprometedora y la esclavitud alienante provoca esa paradoja entre el pensar y el actuar , entre la vidar y la idea de la vida misma. 

¿Me quieres? -le pregunta el chico a la chica 
Eres simpático, paciente, agradable, buena persona 
A lo que contesta nuevamente : ¿pero me quieres? 
Te portas bien conmigo , lo veo 
Y el de nuevo sigue insistiendo para que le confirme .. 


Sin embargo en este diálogo ficticio el uno y el otro son seres desesperados que desean encontrar de nuevo cierta esperanza  y en eso se equivocan . Filosofar como pensar la vida para llegar a comprometerse con ella y en eso Sartre estaba en ese camino de no futuro , situado en el instante del todo que intenta durar pasando, acabándose una y otra vez de forma repetidamente eterna. 

Sartre estuvo solo siempre porque siempre fue el mismo , sin recurso a los demás, como única posibilidad de la existencia humana. Nadie es distinto a otro , por eso no se puede más que amar el instante, el encuentro de ese presente con el otro ..El compromiso no se produce pues sino es en la retirada , en el adiós del instante que fuimos, como la excelente versión del relato de Joyce "los muertos". Buda decía nacemos solos , vivimos solos y moriremos solos. Sartre seguidor de Spinoza siempre estuvo acompañado pero jamás pudo separarse de su propia soledad , eso sin caer en sentimentalismos y refugiarse en la imaginación ..como modo de ser de la conciencia. Por eso vivimos para intentar perdernos en la conciencia de lo que ahora somos y vivimos , nada más. 

No hay comentarios: