sábado, 15 de abril de 2017

EL DESIERTO DE LOS VALORES .I PARTE



El mundo es una porquería y yo lo sé en el ....  la letra del tango inicia hoy uno de los problemas que deberían priorizarse para no ir cada vez más a la deriva. 

Hace años el debate entre un laicismo y las religiones ha perjudicado el verdadero sistema de referencia de la ética social. En la actualidad la neuroética está intentando configurar un modelo para reducir estos desastres sociales con la falta de referentes , de pautas y de conductas . Se trata de dirigir los espacios sociales y éticos a conductas más pautadas, previsibles, diseñadas para esperar una determinada respuesta. Así en los temas como la violencia de género, el bulling, el ciberacoso, la paz, las conductas disruptivas, la escuela ha de poder ofrecer una formación al respecto que permita reflexionar sobre como solventar dichos problemas. SIn embargo desde hace demasiados años el programa educativo español y catalán no ha sabido a mi parecer encontrar una fórmula que garantice una pedagogía y una educación para el desarrollo integral de los chicos y chicas. 

Y eso precisamente está calando cada vez más en el quehacer social y en el modelo político que el mundo adulto viene configurando. La responsabilidad social y personal se encuentra alejada más que nunca de las aulas, de las escuelas y de la sociedad. 

Las distintas leyes de educación han impedido que los centros educativos puedan dar sentido a una ética. Primero la transversalidad ha ido generando un modelo de mostrar y no asimilar de forma personal estos contenidos. La oferta de ayuntamientos o entidades que ofrecen talleres sobre estos temas dibuja un panorama de aparador y espectador distante y alejado de la realidad que se vende. Así la mayoría de chicos y chicas son incapaces de crearse un propio modelo a seguir , la teoría no es la práctica y así la ética se produce como si se tratara de una corrección a la conducta que la sociedad demanda . En otros momentos educativos la ética ciudadana o cívica ha continuado este mismo modelo de salvase quien pueda configurando una disputa sobre manuales al uso sobre lo que hay que explicar a través de ese mal llamado mundo de los valores. 

Los valores hace tiempo han sido enviados al desierto , han dejado de encontrar oasis y su traducción práctica con sucedáneos como "aprendizaje y servicios a la comunidad" APS o "servicios a la comunidad" o "emprendeduria o empresa " han errado claramente el modelo a seguir tanto en el diseño de sus contenidos como en la forma de su reproducción. 

El regreso de la cultura y valores estos últimos años ha continuado pervirtiendo todavía más esa idea de fomentar consciencia. En la mayoría de los centros educativos dentro de los planes de centro y de las propuestas de centro se habla de inculcar los valores, transmitir los valores, se concreta con ideas como pluralidad, obertura, diálogo,solidaridad, ..sin embargo lejos de ser simples palabras o conceptos utilizados para embellecer los programas , la convivencia en los centros educativos se dirige cada vez más a la regulación social y la disciplina educativa. 

Bajo la idea de la neuroética cuando habla de neuronas espejo y de competencias como la empatía o la compasión los centros educativos han cedido demasiado esta tierra de nadie de la ética a un lugar y espacio inhabitado. 

Ahora el gobierno nuevamente habla de una nueva materia específica para el bulling y el ciberacoso para que se instruya las mentes de los futuros ciudadanos y ciudadanas. Sin embargo continua en pleno siglo XXI siendo un problema la falta de compromiso social , la falta de concepto como especie humana y problemas como el cambio climático , y la desertización del planeta. 

Simone Weil , la filósofa ya dijo en su tiempo que eso de los valores es un absurdo , una realidad inapropiada para entender como el ser humano debe actuar. 

Las últimas batallas sobre lo que se dice sobre religión todavía demuestran más esa encrucijada que estamos hablando. No se puede configurar espacios de diálogo sin hablar, no se puede configurar espacios de paz sin pacificar, no se puede configurar espacios de tolerancia sin tolerar, no se puede practicar espacios éticos con la responsabilidad social y personal sin el compromiso responsable y personal con los otros y otras. 


La falta de referentes hace que la ética y no la moral que es otra cosa muy diferente , se encuentre hoy situada en la trastienda. Puede que de manera interesada el choque de civilizaciones o el fin de la historia sea este anuncio de como dijo Bauman una situación de crisis de ideas , de conceptos de palabras. 


¿Quien hoy en los centros enseña valores ? ¿ Cómo se enseñan estos valores ? Sin capacidad de reflexión , sin pensamiento crítico, sin comprensión de los hechos y de las ideas no hay posibilidad de vivir en una sociedad responsable consigo misma. 

No hay comentarios: