lunes, 27 de marzo de 2017

LAS MOSCAS DE J.P SARTRE


En un artículo de Ignacio Castro Rey se elogiaba hace poco a las serpientes . Una de las ideas que propone sobre estos ofidios es que nos representaría la posibilidad de desaparecer , de invisibilizarnos hacia nuestro interior , de estar y no estar. La metáfora de la serpiente como animal que en su proceso de hibernación encuentra la serenidad y la meditación necesaria. Vivir en esa lentitud escurridiza que el ofidio permite cuando se desliza y se queda quieto largos tiempos. Ese desplazamiento de la serpiente se camufla , pasa inadvertida entre los matorrales , de manera imperceptible ...una serpiente que muda la piel lejos de vivir de sentirnos reconocidos, del éxito social, de las etiquetas que nos dictaminan. La serpiente es cuerpo entero sin apenas cabeza ..acaban miméticamente integrados como el paisaje que si no nos detenemos a observarlo nos pasa fácilmente desapercibidos.

Esa acumulación del calor en su cuerpo permite a la serpiente sobrevivir en esta oscuridad permanente , es ágil,rápida, letal, pero también permite la evasión, la invisibilidad, la desconnexión, la clandestinidad .....

También las moscas podrían representar otra cara de la sociedad actual. Sartre en su obra de teatro La moscas como existencialista nos dibuja una sociedad infectada de esta.Como diptero se reproduce con facilidad en los lugares donde la podreumbre aparece. La mosca representa como decía Serrat-Machado  una voraz golosa: 




Vosotras, las familiares
inevitables golosas,
vosotras, moscas vulgares
me evocáis todas las cosas.


¡Oh, viejas moscas voraces
como abejas en abril,
viejas moscas pertinaces
sobre mi calva infantil!


Moscas de todas las horas
de infancia y adolescencia,
de mi juventud dorada;
de esta segunda inocencia,
que da en no creer en nada,
en nada.


¡Moscas del primer hastío
en el salón familiar,
las claras tardes de estío
en que yo empecé a soñar!
Y en la aborrecida escuela
raudas moscas divertidas,
perseguidas, perseguidas
por amor de lo que vuela.

Yo sé que os habéis posado
sobre el juguete encantado,
sobre el librote cerrado,
sobre la carta de amor,
sobre los párpados yertos
de los muertos.


Inevitables golosas,
que ni labráis como abejas,
ni brilláis cual mariposas;
pequeñitas, revoltosas,
vosotras, amigas viejas,
me evocáis todas las cosas.




De la misma manera Sartre en su representión teatral en Argos junto al dios de las moscas ; Jupiter permite que Orestes y el pedagogo hablen de unas moscas más acogedoras que las personas.Un poderoso olor de carroña atrae a las moscas a la ciudad y desde entonces han engordado.
Las moscas representan pues esta sociedad corrupta, cerrada, que atiende a cultivar su cuerpo, a embriagarse de vino y llenar sus panzas. 

En esa muerte permanente las moscas presentes conviven y se visualizan entre los cadáveres exquisitos del mundo económicoPor eso las moscas han llegado a Argos trayendo la muerte y la putrefacción. 

El pueblo calló los crímenes y las injusticias y los cadáveres andan por las calles de las ciudades llenos de moscas. 

Pero nadie escapa de su destino, o todo es ...azar . Llegaron las moscas como una consecuencia de los malos actos. 

la mosca simboliza el estado de putrefacción social la muerte permanente, la vida anodina , el olor penetrante de un mundo muertro. El mundo basura , líquido, ingrávido, es el mundo de las moscas. 
Argos no se arrepiente , el corazón pétreo ha cicatrizado sin dolor, sin conciencia. Júpiter el encantador de moscas convierte la mirada indiferente de las masas contemplando los cadáveres en un juego, un espectáculo como los cadáveres de refugiados devueltos por el mar egeo. 

El odio , el miedo han hecho aparecer las moscas hoy.




No hay comentarios: