miércoles, 31 de agosto de 2016

¿ME ESTOY PORTANDO BIEN ?









Quizás preguntarse por si uno está haciendo lo correcto hoy no sea una pregunta muy común. Sin embargo si esta pregunta la realiza un niño o una niñá de 9 años la cosa cambia. ¿Me estoy portando bien? 



La  respuesta de adulto puede ser  ; no o si, o bien o mal o regular o pésimo . Una posible siguiente pregunta del niño o la niña  podría ser ¿Un bien alto o un bien bajo , un regular alto o un regular bajo? Moral, educación, civismo, ética, valores, sentido, .. 



En  tiempo de verano cuando existen   mayores posibilidades de encuentros o desencuentros entre la gente,  una pregunta como esta puede escucharse a menudo ,  una y otra vez. Se lanza al vuelo,  para ser valorados , para establecer si se sigue  el patrón o el modelo social de bondad o de maldad que existe en este mundo. O sea, la pregunta así  cada día de lunes a domingo puede resultar una especie de sonsonete que repetido intenta justificar cierta  ejemplaridad bonificable . 



Sin embargo la cosa cambia,  si esa pregunta se la hace exclusivamente uno o una misma persona, sin otro que le responda.  . En un monólogo no hay conflicto con el bien o con el mal , a diferencia en un diálogo que nos permite valorar y ser valorados. ¿ Me estoy portando bien ? dicho por un niño o una niña de 9 años puede que responda a muchas cosas que hay detrás de la pregunta. ¿Acaso no soy bueno o buena ? ¿Piensas que actuo con corrección ? ¿Consideras que mi conducta es la que tu creer adecuada ?  



La mirada del adulto inquisitiva a veces puede sostener con la respuesta muchos futuros inciertos que de forma inconciente se dibujaran en los perfiles de los muchachos o muchachas. Pero en cualquier caso la pregunta en sí, resulta interesante en tanto intenta establecer un juicio de valor sobre el modelo de comportamiento a seguir y las espectativas que el mundo adulto espera de los niños y adolescentes. 



En el fondo hablamos de moral y de moralina , de ética de moral de ciudadanía , de servicio al bien o al mal, de sociabilidad, de patrones de conducta adaptados , de normalidad socialmente establecida,  de conducta social aceptada y algo más. A menudo las lecturas nos presentan ejemplos de estas ideas , así como el cine o el teatro. Nietzsche en su obra "Aurora" habló de los prejucios de la moral .



Este verano leyendo a Xavier Antich y su selección de artículos "La voluntat de comprendre"  filosofia en minúscula  he podido comprender como él dice un poco más esta diferencia que nos podría suscitar la pregunta sobre si estamos haciendo lo correcto o no.  Y así como otra lectua que he realizado tambien de Josep María Esquirol y "La resistencia  íntima .Assaig d'una filosofia de la proximitat" . Ambas lecturas aparecieron hace meses en los tops venta de la llamada o etiquetada "filosofía catalana". 

Es difícil de sostener lo que a veces intuitivamente a uno le viene o se le reproduce cuando lee en la serenidad del tiempo de verano. Pero de las intuiciones proviene a veces la claridad y la comprensión de las ideas y de uno mismo frente a lo que hace , piensa y vive. Mientras que la lectura de Antich es clara , y aparentemente lúcida hay un tono que parece a veces sostener ideas que dirigen , que conducen , que apuntan , que dictan. Muy diferente la lectura de Esquirol que no parece que en ningún momento esten guiándonos en la mirada hacia ningún lugar. Puede que esta sea una diferencia entre hablar en filosofia con tono "de moralina" y hablar en filosofia al margen o con tono "ético". 

Continuará .......


No hay comentarios: