domingo, 24 de julio de 2016

HAY ALGUNAS COSAS QUE TODAVÍA QUISIERA HACER ...

Para ser diferente uno se debería confiar a la verdad. Si la verdad compromete , la felicidad parece que no tanto.
En una ocasión y más de una la verdad no aparece , no hay relación con uno mismo , con la desnudez de lo que realmente cree, ama , siente. ¿Puede que la simple relación con lo que sentimos nos convierta en complices unicamente de nosotros mismos ? 
Las palabras que decimos comprometen pero también aquellas que no decimos, así como el gesto que hacemos y el que no hacemos . ¿Qué nos hace decidir actuar ? ¿Qué nos hace pensar lo que creemos y convencernos de lo que sentimos? 
Querer sentir , experimentar con uno mismo para que asi lo que expresa tu palabra coincida con tu gesto podria ser una propuesta , una forma de vivir , de ser y de estar comprometido contigo mismo. 
El camino de la felicidad es diferente , diria que antagónico al de la verdad. La felicidad viene y se establece en los sentidos , desde el sentir, el vivir palpitando con todo aquello que quieres hacer consciente y asi participas de ello. Epicuro establece esta idea de felicidad como camino en la existencia frente a las posibles relaciones con el placer y el dolor , lo agradable o desagradable. Una concepción hedonista establece esta idea del dedicarse uno a si mismo como si su vida fuese esa consideración que se establece con lo que hace , con lo que siente. En este camino la felicidad es una meta , un objetivo, una finalidad , un resultado que esperas conseguir en tu existencia. 
El camino de la verdad es otro. La verdad no está en el sentir estaria en el pensar, en el convertir el pensar con el hacer, en comprometerse con lo que decimos y hacerlo coinicidir con lo que hacemos . En este sentido la moral pertenecería a una cuestión social de hábitos , de conductas consensuadas, pactadas, establecidas y vinculadas a una ciudadanía y a la configuración de sus derechos. La moral no seria pués una cosa vivida , seria una cosa dirigida, reproducida, donde la vinculación con los valores se establecería con el camino a la felicidad, un camino de encuentros con los otros , de desencuentros con los otros, de pactos, contratos, negocios . La moral se dibuja en el negocio, en el establecer las normas de juego , por consiguiente es cultural , y pertenece a esa cultura de los valores . Eso se aprende pero no se interioriza, se reproduce como un discurso formado, construido, establecido que hay que saberse de memoria. Los valores así forman parte de esta felicidad como meta , como valor de lo que hay que conseguir , un éxito social, una llave para vivir con los otros, un optimismo inteligente, una forma de existencia de convivencia para la vida cordial, la vida en común, la vida pública. 
La ética en cambio estaria alejada de la moral, no seria una cosa pactable, ni consensuable, no seria unos ideales que hay que seguir, ni estarian los valores en esta ética, ni seria un negocio, ni formaria parte de cultura alguna. La ética estaria vinculada con la alianza con uno mismo, con la forma de vida y existencia que uno ha decidido tener y observar. En el camino de la verdad estaria esta idea de ética, una idea que no se establece desde lo social, sino desde la opción personal, individual del sujeto que se compromete con lo que uno es y hace. En este sentido la ética permite vivir con la verdad y examina cada segmento de uno mismo con la verdad misma, pone la vida a constante examen, a constante atención. Simone Weil hablaba de la atención más que la acción  a diferencia de Hannah Arendt. Una atención hacia lo que uno hace, dice, establece, configura, ... en este sentido la verdad es un camino diferente al de la felicidad porque no está en los valores , ni en la cultura, se encuentra con el espejo de lo que somos y vivimos. La verdad acaba siempre comprometiendo aunque no queramos, La ética pues establece con la verdad la única relación existencial posible por eso hay autenticidad en la medida que nunca es un camino de reproducción , ni de imitación social, ni de correción política, sinó es un actitud frente a uno mismo que constantemente se cuestiona y nos cuestiona , es un aprendizaje desde la existencia. 


LISTA DE COSAS QUE TODAVÍA QUISIERA HACER 

  • Cierta experiencia mística , 
  • anárquica, 
  • natural, 
  • puede permitir todavía hacer cosas como dejar de consumir de forma compulsiva ,
  •  dejar de aprender los mensajes de control y gestión establecidos por la sociedad,
  • observar el mundo como si fuera algo a contemplar,
  •  empezar a sentir con pies, manos, piel, ojos, oidos, boca, 
  • ..dejar de correr y olvidar la rapidez de vivir, 
  • entrar en los mundos imaginarios que abren las posibilidades de vivirse en la literatura y el cine
  • , meditar con uno mismo,
  •  abrazar la naturaleza de los árboles, de los animales, de Lo vivo 
  • Reir,llorar, cantar, danzar, desaprender, olvidar, alejarse , rechazar, 
  • dormir plenamente con los brazos abiertos, 
  • ir en moto sintiendo el aire y la libertad 
  • desprenderse de la toxicidad de quienes nos invaden 
  • sentirse bien con lo que vivimos y hacemos 
  • escuchar música cada día , opera, swing, jazz, regae, folk, ..
  • cocinar para uno y para otro, y para otros, ser paciente con ello 
  • viajar sin miedo 
  • abandonar la pretensión de explicarse uno mismo
  • escribir sobre lo que quiero y siento sólo para mi 
  • pintar para estar atento con lo que siento 
  • leer todo lo que pueda hasta morir 
  • ..........


No hay comentarios: