lunes, 25 de julio de 2016

EXISTENCIA MÍSTICA I PARTE

Podemos entender la mística como cierta experiencia contemplativa trascendente ajena a la realidad. En este sentido la mística se sitúa en otro plano diferente a una realidad militante. Tal como sostiene H.Cox en su libro "Las fiestas de locos". El místico experimenta una relación distinta con la naturaleza y consigo mismo. Simone Weill se refería a este tipo de experiencia cuando hablaba de buscar en la naturaleza la contemplación del ser. En este sentido no necesariamente la mística se vincula a la religión. De hecho la mística se sitúa más allá de la institucionalización de la religión y la cultura religiosa. 
Estamos pensando en el libro de "Así habló Zaratustra " (Also sprach Zaratustra) donde el profeta que anuncia la muerte de Dios encuentra a un hombre solitario que vive en plena naturaleza y canta y baila alabando a Dios desconectado de toda religiosidad  vive feliz sin preocuparse de nada. 
Ramón LLull ( 1232-1316) fue un místico , un reformador del saber para que este fuera útil.El mismo se declaraba "loco" como "vir phantasticus"  entendiendo que la fantasía es la verdadera comprensión del mundo. Como autor que influyó a Giordano Bruno, a Descartes con quien polemizó . Crítico con la escolástica incluso el papa condenó algunas ideas de Llull. 

No hay comentarios: