martes, 21 de julio de 2015

¿SE PUEDE HABLAR DE DOMINACIÓN FEMENINA ?

 
He descubierto que me duele la pierna izquierda . Desde hace tiempo empezó como una secuela producida por una inyección de una vacuna y se ha cronificado. Llevó más de casi dos años con acupuntura, osteopatia,masajes , medicina tradicional china o fitoterapia, ..  
Hoy he sabido que según alguna de las corrientes psicológicas actuales que vinculan de forma clara el cuerpo y las emociones con el pasado de uno , ese dolor concreto está relacionado con la madre. O sea, la madre que le parió a uno. 

Esto me ha hecho pensar sobre todo con la relación que tengo precisamente con ella. Lacan y Freud hablaban de este tipo de relación materno-filial . 

Pero analizando esta relación con mi terapeuta gestáltico sale constantemente la madre. ¿De quien te sientes aandonado ? de la madre ..¿Por que te sientes abandonado? Por no cumplir las expectativas que la madre desea de mi. ¿En qué consiste esta demanda infinita de tu madre hacia ti ? 
En el deseo. 

Aqui empieza la cuestión. ¿Qué representa la madre como figura femenina en el hombre ?  Silvia Fendrik en un libro que lleva por título " El falo enamorado"  nos explica cuales son los mitos y leyendas de la sexualidad masculina. Esta psicoanalista argentina utiliza a Lacan y Freud para hablar de esta sexualidad masculina.  

Uno no es hombre se podría decir si no habla de futbol, si no habla de sexo fortuito con otras mujeres, si no se vanagloria de sus hazañas bélicas amorosas y extramorosas, si no defiende ese falo propio con sus manos y su ser como gesto de potencia y de máxima virilidad. Sin embargo  ¿ que sucede cuando el hombre no hace uso de estos gestos , hablares, decires, sentires, andares ?

Bourdieu (2000): La dominación masculina, Barcelona: Anagrama, pp. 68-71
LA VIRILIDAD, entendida como capacidad reproductora, sexual y social, pero también como aptitud para el combate y para el ejercicio de la violencia (en la venganza sobre todo), es fundamentalmente una carga. En oposición a la mujer, cuyo honor, esencialmente negativo, sólo puede ser definido o perdido, al ser su virtud sucesivamente virginidad y fidelidad, el hombre «realmente hombre» es el que se siente obligado a estar a la altura de la posibilidad que se le ofrece de incrementar su honor buscando la gloria y la distinción en la esfera pública. (...) La virilidad tiene que ser revalidada por los otros hombres, en su verdad como violencia actual o potencial, y certificada por el reconocimiento de la pertenencia al grupo de los «hombres auténticos». Muchos ritos de institución, especialmente los escolares o los militares, exigen auténticas pruebas de virilidad orientadas hacia el reforzamiento de las solidaridades viriles. Prácticas como algunas violaciones colectivas de las bandas de adolescentes -variante marginal de la visita colectiva al burdel, tan presente en las memorias de adolescentes burgueses- tienen por objetivo obligar a los que se ponen a prueba a afirmar delante de los demás su virilidad en su manifestación como violencia, es decir, al margen de todas las ternuras y de todas las benevolencias desvirilizadoras del amor, y manifiestan de manera evidente la heteronomia de todas las afirmaciones de la virilidad, su dependencia respecto a la valoración del grupo viril.

Siguiendo a Silvia Fendrik siempre hay un hombre frente a la mujer y con clara distinción entre si. Hace poco alguien me hablaba de que después de varios años de matrimonio y de tener un hijo en común , la mujer enamorada locamente en su día capaz de defender la situación que su pareja dejaba atrás , se había vuelto a encontrar que llevaba engañandola durante más de un año con algunas mujeres. Esta autora analiza a Hamlet y el deseo por una historia donde la muerte de Ofelia da la oportunidad de alcanzar el trono de Dinamarca y salvarse del incesto con la madre Gertrudis a quien no puede soportar por su voracidad. ¿La madre no representa el papel del vampiro que consume poco a poco la sangre de la víctima ? Esa dependencia vampírica materno filial ofrece el ingrediente perfecto para generar una utilización gineofágica hacia su pequeñuelo. Esa es la tragedia masculina, la muerte de ese deseo . Freud habló de sustituir la madre por la puta en algunos casos . És un deseo de la madre más que el deseo por la madre. Este dilema llevará a la degradación de la vida erótica. 

La insatisfacción sexual en el matrimonio se origina entre este dilema produndo. Ofelia y su muerte será el falo como objeto perdido y por eso necesitará vengarse por su padre , matando a Claudio quien ocupa el trono de DInamarca. ¿Qué mueve a Hamlet realmente ? Segun Frendik ese deseo de escapar de su genital y aterradora madre. 

Mi madre me agota , me quita la energía, me manipula, me hace sentir culpable. ¿Y la relación con las mujeres no será acaso un deseo de reproducir esa madre ? Claro frente al Don Juan  que  representa el falo y quiere usar la mujer para cumplir sus deseos está el Casanova que ama y conquista a la mujer y ellas lo desean. Muy diferente será Fausto que si encuenetra en el pacto con el diablo el acceso al placer sexual sin renuncia a su búsqueda inmortal. Silvia Fendrick intenta explicar que hombre y mujer intenta resolver esta dicotomia madre-puta.

Pero cada personaje lo hace de forma diferente. Claro cuando uno busca uno de estos personajillos que la literatura nos ha retratado y se identifica con alguna parte de ellos descubre que en esa relación se sostiene muchas ideas como la de pareja, matrimonio, compañera , amiga, ...

Por ejemplo Casanova sabe que la condición de su libertad es perder la mujer amada y ama las mujeres porque responden al placer con el placer y estas valoran la sinceridad de la pasión y entrega como la figura de Amiel analizada por Gregorio Marañon. Este filósofo escribió un diario íntimo para conocerse mejor a si mismo  como decía ""Nada se parece tanto al orgullo como el desánimo" Como pesimista dijo que lo que gobernaba a los hombres era el miedo a la verdad.Por eso es un arquetipo contrapuesto al Casanova . Marañon dice de este personaje lo siguiente : " Amiel , hombre de jerarquía superior , dentro de su   vulgaridad, sufrió la esclavitud de una frecuente desarmonia sexual, la timidez" De ahí el personaje melancolico, introvertido, y propenso a un constante autoanálisis.Su vida fué un viaje doloroso hasta los 60 años . Esa fustración del cáncer de la timidez añade Marañon es un estado de inferioridad e inhibición creado por la conciencia de la incapacidad para el amor. En este sentido Amiel es el deseo reprimido, censurado . 

Frente a este personaje marañoniano hoy podemos preguntarnos por si podemos hablar de domincaicón femenina en este mundo patriarcal y de desigualdad hombres -mujeres. Lourdes Ventura en "La mujer placer" habla del hedonismo femenino. La mujer que se reinvindica a si misma des de su cuerpo, su sexualidad , su identidad, su género. Braudillard habla que no és la dialéctica sinó el éxtasis  lo que prevalece en las relaciones sexuales actuales. Pero precisamente aquí en esta búsqueda del espacio simbólico nuevo de la intimidad encontramos una respuesta a la pregunta que nos formulamos. La seducción, la adaptación a la realidad, entran en este nuevo modelo de Antígona o Electra o Helena . Mujeres todas ellas que representan unas cualidades muy diferentes. ¿quien no quiere ser una Antígona que salva y libera ? ¿Quien no una Helena que sometida al poder del amor deseado se lanza en brazos de su amado ? ¿Quien  

Estamos asistiendo a una reivindicación del cuerpo como instrumento social que en la mujer se utiliza como arma en muchos sentidos. Programas como "Hombres y Mujeres" de amplia difusión en los medios de comunicación rompen determinados patrones de tronos de princesas y reyes. 

Nancy Huston en "Reflejos en un ojo de hombre" escribe que para los hombres de noventa, cincuenta, trenta años que pueden estar deprimidos, cansados, llenos de problemas afectivos graves pero cuando salen a la calle y ven una mujer bella sensual el deseo les invade y les transporta. Nancy habla de atavismo entre hombre y mujer...

Lacan habla de la etapa del espejo como forma de desdoblamiento simbólico pero entre los 6 o 7 años en los niños es diferente que en las niñas.La mujer se mira y se siente criticada, angustiada porque no son sus únicos ojos si no los del otro quien la ve. Es ella misma el vigilante y el vigilado como dirá John Berger. Los hombres miramos a las mujeres .Las mujeres se vigilan cuando se las mira y esto determinará todas las relaciones de poder. ¿Pero si ahora el espectador es femenino ? 

Madame Bovary tal como señala Vargas LLosa en su ensayo "La orgía perpetua" ejemplifica esta cosificación de los hombres .Por eso este hombre gris , sin cualidades, es el hombre dominado , el hombre domesticado .

Y es que mi pierna es mi madre . De eso estoy seguro. 

Quizás si me cortara la pierna aprendería a ser más hombre liberado ..En eso consiste abandonar este poder con uno mismo , en desaprenderse con los años de esas dominaciones que reivindican otras formas de relación con los otros. 

1 comentario:

Vinay Kumar dijo...

Nice blog sir, thanks for sharing the information. Welcome to visit my site - Please Click here Shopping Online