martes, 5 de agosto de 2014

PARMÉNIDES.VERSIÓN GARCIA CALVO

"Las yeguas que me llevaban cuanto alcanzara su brío
ya que en viaje me echaron al milvocero camino
de la deidad , que por toda ciudad lleva al hombre que sabe,
yo iba por él: por él me llevaban las milsabideras
yeguas tirando del carro: y la marcha niñas guiaban; 
que contra los bujes el eje soltaba gemido de flauta,
rojo de ardor (que en dos apoyaba vertiginosas
ruedas de un lado y  el otro) , cuando aceleraban al viaje
las niñasa del Sol, tras dejar la mansión atrás de la Noche,
hacia la luz, de sus sienes quitando de mano los velos.
Allí de las rutas la puerta está de la noche y el día,
que encuadra la tienen dintel y umbrales de piedra,
mas ella está siempre arrimándose en grandes jambas al cielo.
Y tiene a vaivén sus clavijas Justicia la milpagadora; 
que a ella las niñas al fin, hablándole en dulce palabra,
con tino la persuadieron a que el bellotudo cerrojo
les descorriera del tranco en un vuelo ; y ya de sus jambas
vano vacío abrieron las hojas al par, los quiciales
milbronceños haciendo a vaivén girar en sus cuencos
por goznes y fleje ; y sin más , bien armados , por medio a derecho 
calzada adelante guiaban las niñas yeguas y carro.(....) 


http://es.wikipedia.org/wiki/Agust%C3%ADn_Garc%C3%ADa_Calvo 




  1. Los corceles me arrastran, tan lejos como el ánimo anhela
  2. me llevaron. Y una vez que en el renombrado camino
  3. de la Diosa me hubieron puesto, que lleva al varón sapiente a través de los poblados,
  4. por allí me condujeron. Por allí me llevaban los hábiles corceles
  5. tirando del carruaje; las doncellas indicaban el camino.
  6. En los cubos del eje con estridente sonido rechinaban
  7. ardiendo (acelerado por dos vertiginosas
  8. ruedas, de ambos lados) cuando se apresuraban a escoltar
  9. las doncellas Helíadas, abandonadas ya las moradas de la noche
  10. hacia la luz, habiendo con sus manos los velos de la cabeza retirado.
  11. Allí [están] las puestas de los senderos de la noche y del día
  12. y en torno a ellas, dintel y umbral de piedra,
  13. y ellas mismas, etéreas, cerradas por inmensas batientes hojas
  14. de las que Dike, la de los múltiples castigos, las llaves guarda de doble uso.
  15. Le hablaron las doncellas con blandas palabras
  16. y sabiamente persuadieron a que el enclavijado cerrojo
  17. prontamente de las puertas les quitase. Y éstas de la entrada
  18. el inmenso abismo produjeron al abrirse. Los broncíneos
  19. postes en sus goznes uno tras otro giraron
  20. de clavijas y pernos guarnecidos. Y a través de las puertas,
  21. derecho por el camino, carro y caballos las doncellas condujeron. 



    ¿Hay que empezar entendiendo a Parménides como un filósofo , un místico, un seguidor del pitagorismo de Aminias , un fiel oponente a la filosofía de Heráclito y su devenir ? 

    Parece que Parménides es un joven (kouré) .  Realiza un viaje , entendido como camino hacia alguna parte ...conducido en carro por unas yeguas, (corceles en la versión de DK) ,

    ¿Alguna vez nosotros hemos hecho un viaje interior ? ¿Qué es un viaje interior?

    Sin embargo en el proemio o prólogo parece que conviene que sepamos de entrada encontrar ese camino apto para una buena circulación. Unas yeguas milsabideras , conducidas por doncellas o niñas del SOL . Por eso salimos de la oscuridad y vamos hacia la luz , utilizando una analogía que nos sugiere que el conocimiento parece que nos ofrece la posibilidad de adquirir cierta verdad o luz que no poseemos. La noche : ¿realmente es la oscuridad ? Una noche en mayúsculas ? Una morada como señala la versión de DK a diferencia de la de GC ... donde se indica que hay que dejar la mansión de la Noche .... ¿ el error ?

    Luego viene una idea sugerente como revelación , como "desvelar" lo que permanece oculto a la mayoría de los ojos de la gente. Como revelación parece ser una experiencia mística como el pitagorismo proponía para encontrarse con esa verdad redonda ,  (kalokagathia). Una experiencia que intentaba ir más allá de la apariencia que no se presentaba como algo que convenía encontrar sinó más bien se constataba como algo que no satisfacía la realidad misma.

    ¿Hay algún sentido en lo que vivo ? ¿Existe una realidad configurada , definida ? ¿O más bién el mundo es el resultado de lo que creo pensar sobre él ?

    ¿Parménides hablaría más de la verdad que el pitagorismo presentaba como algo vinculado a la belleza , al bien  o se hablaría de una verdad como Heráclito presenta en la misma línea de desocultar , o sea, de empezar a ser consciente de lo que uno es (aletheia).....  ?

    (continuará..)

No hay comentarios: