miércoles, 6 de agosto de 2014

LOS PERJUDICADOS

Un perjudicado es alguien que no se sostiene , que no se aguanta, que casi se va a caer. En estos tiempos veo por la calle muchos perjudicados. Muchos. 

El perjudicado vive más allá de la experiencia diaria, puesto que su equilibrio se encuentra en el funambulismo que cada día realiza . El perjudicado tose, bosteza, escupe, grita, ..pero siempre con la mirada caida, perdida. 

En el fondo el perjudicado es un perdido, un caido por la gracia , por la gracia de si mismo y del sistema que le ayuda en todo y para todo. El mundo está lleno de perjudicados. Seres anónimos que malviven y salen diariamente de sus casas para encontrarse con la bebida. Nunca había visto tantos perjudicados. 

Las miradas de los perjudicados se someten a descontrol en  las barras de los bares entre botella, vaso, lata,jarra,..... Andan como cabizbajos sin pensar en nada más que en la bebida para no ir más allá. Porque el perjudicado se mide por la capacidad de aguante. ¿Hasta cuanto puedes tu aguantar -  (te)? Pero ese perjudicado que anda buscandose entre los efluvios de los vapores etílicos acaba formando parte de un fragmento del paisaje. 

El perjudicado vive para eso , para perjudicarse. NO seria igual si cada mañana no se levantase para encontrar bar tras bar con su antídodo para los males y remedios del mundo propio. ¿Cómo si no vivir sin vivir ? El perjudicado se compromete así con su propio alcohol para así responder de una evasión que hoy -más que nunca- le puede salvar de su desesperación. Ese desasosiego, esa desesperanza se convierte para el perjudicado en motivo para que su justificación existencial le indique hora tras hora en que llenar su sed insasiable... 
Hay mucha gente perjudicada, llena de esas horas muertas que llenar que organizar para que su vivir sea como un sin nombre , algo que pase pronto , rápido y los lleve a su eterno paraiso con los otros perdudicados de toda la vida. Charles Baudelaire, Truman Capote, ELvis Presley, Charles Bukowski , o Sue Ellen .... 

No hay comentarios: