sábado, 7 de junio de 2014

CONVERSIÓN DEL MUNDO , LA NUEVA FE ESPIRITUAL EL RENDIMIENTO DEL INDIVIDUO

Pintura d'Àngels Roses ...



La escena actual reproduce cada vez más una escrupulosa decoración exterior y de forma expresa esconde la relación que cada uno de nosotros podría tener consigo mismo. Eso no resulta casualidad más bien establece una forma de vida colectiva e individual. 

Pedro García Olivo en su obra " Cadáver a la intemperie" hace una crítica a los sistemas democráticos actuales hablando de la idea de demofascismo. Por eso expone que nos encontramos en un momento de suma docilidad y por otra parte de renuncia a la lucha externa e interna. Puede sorprender este tipo de afirmaciones en estos días que parece que la lucha del colectivo de Can Vies ha conseguido paralizar el derribo de sus espacios de trabajo y lucha social frente a la maquinaria poderosa del ayuntamiento y las instituciones sociales. Sin embargo a pesar de unos medios que se han encargado de repetir una y otra vez con las palabras : violencia, ocupación, terrorismo, vandalismo, destrucción y deterioro ; han conseguido que la ciudadanía empiece a posicionarse ideológicamente frente a estos movimientos sociales. El mismo ejemplo lo podemos encontrar frente a la marcha en favor de la dignidad en Madrid y los días posteriores con la posición de la ciudadanía frente a este movimiento social.  Y así podemos extender los ejemplos a la lucha contra los desahucios o la lucha de colectivos sociales por la renta básica ...  

Parece pues que las estrategias institucionales están cambiando frente a estos movimientos sociales que se producen a través de las redes y de las formas colectivas una lucha frente a los poderes fácticos del Estado. Si los medios de comunicación ya han sido en su mayoría tomados por el poder ahora se trata de difundir socialmente que hay unos buenos y unos malos. Se trata pues de desmantelar las culturas, las formas de vida social y política de lo comunitario ... Lo que sustenta sin embargo este tipo de estrategias entre la población con fenómenos como "podemos" o " el independentismo" no es otra cosa que las ideas propias de los intereses del consumo, la producción, el trabajo, la obediencia, la reproducción por nosotros mismos de este mercado "asesino y homicida". 
¿Acaso en las leyes laborales hoy no se está produciendo una justificación de todas y cada una de las medidas de control, gestión, sumisión, opacidad ?  Se trata de sobrevivir a la cantidad de multitasc que nos viene encima así conseguir que nos deterioremos poco a poco lentamente en beneficio de un sistema opresivo , neototalitario  que vive de nosotros .. 

El director anuncia a los trabajadores de la fábrica que convocará una reunión para informar , esta durará exactamente 15 minutos ... El trabajador se pregunta : ¿Qué puedo decidir yo en este tiempo?   El director convoca a sus mejores rendimientos del capital para dar la enhorabuena por el producto conseguido ...pero ese día no se presenta. El director sólo se fija en la fotografía que será expuesta en el Ministerio o el Departamento.  

El director es un emperador que va desnudo por el mundo porque no le hace falta llevar ningún traje y ni un niño -hoy- se atreve a decirle :" va desnudo , va desnudo"... El despotismo de la democracia infunde autoritarismo y autocoerción para los ciudadanos que ahora somos súbditos de la corona. 

La primera afirmación del sistema es la negación de la poca transparencia, la negación del uso de la violencia, del uso de las normas de control social bajo la idea de la protección del sistema para su ciudadanía. Ya hace tiempo que las formas ideológicas van cambiando puesto que a la ciudadanía no se le puede  educar con la ética y la reflexión más bien el dogma y la fe -aunque sea bajo otra apariencia religiosa - deben ser las que configuren ahora el panorama de las nuevas generaciones. 

Para eso ya no existen los otros , los enemigos, los malos ...ahora se ha convertido esos en material de residuos , de escombros, estigmatizándolos y convirtiendo a estos en una enfermedad social, en una pandemía , en una auténtica "metástasis" social que el sistema debe extirpar. El avance de las ciencias médicas se encarga muy bien de justificar los motivos suficientes de esta alteridad de las fórmulas que no deben producirse. 

La desafección por la democracia y el desencanto repiten que hay crisis , que hay emergencia, que la situación de urgencia requiere una actuación contundente y precisa de cirugía mayor para cortar ...puesto que no hay alternativa. 
La respuesta esta ensayada con la apatía y la abstención ciudadana de las formas de vida colectivas  consiguiendo con esa deserción la razón que levanta el poder del sistema de consumo y capital. No hay una verdadera abstención contra el consumo y el capital más bien se entiende que lo político es lo que no queremos que nos represente pero este decide en aquello que sólo podemos seguir participando : los bienes de consumo. 

De esta manera la relación facismo y democracia responde a una relación de turbulencias , de conflictos, de inestabilidad,  porque ambos son antitéticos  y se interrogan para justificarse entre ellos. ¿Nos dio alguna lección Auschwitz ? Parece que eso nos tranquiliza eso que no somos responsables de lo que no vemos, no oímos, no hacemos, ...porque somos hombres corrientes como decía Hannah Arendt ...  Y Leibniz con la metáfora de que "vivimos en el mejor de los mundos posibles " nos repite sin cesar que no estemos tan preocupados...  

Las razones de la funcionalidad necesaria para el sistema pueden permitir el deterioro de las libertades , de las igualdades , de las razones para actuar con sentido común. Adorno y Horkheimer en su "dialéctica de la Ilustración" sostenían que estamos entrando en esta idea de justificar el facismo como desplazamiento de la debilidad democrática . Evidente que no es el facismo de anteriores épocas pero si aquel que más allá del vigilar y castigar de Foucault sostiene una racionalidad instrumental que construye mensajeros que elevan el mensaje a palabra inefable  en base a la ciencia y a finalidades del sistema económico. La Ilustración ha visto en la oligarquía del poder un parangón para someter al mercado y así con la ausencia de resistencia cualquier voluntad queda exterminada. 

Ya no se reprime se disuelve entre la masa instrumentos que permitan distraer la atención mediática y política hacia nuevos paraísos : turismo, ocio cultural, nuevas tecnologías del entretenimiento lúdico. 

Por ejemplo las redes sociales han convertido el yo en un "me gusta" de  "egos" absolutos que se dirigen al reconocimiento de uno mismo como espacio de autosatisfacción personal y autovanidad. Un estudio reciente pone en advertencia "otra vez patologiza" a los adolescentes americanos que se fundamentan en su aceptación en facebook o twiter por esos "I like " su optimismo o pesimismo personal.  El límite entre la privacidad y la intimidad tal como dice J.L Pardo establece una frontera difícil de establecer ..parece como si hay acceso a un espacio privado "no real" como el whap's up o los emails personales que perfectamente hace en apariencia creíble que tenemos ese cara a cara con nuestros amigos y amigas en privado.. 

Se trata pues de una verdadera conversión a una nueva fe -llamémosla espiritual- que convierte el yo en un "selfie" permanente como exhibición frente a uno mismo y su capacidad de exponerse a los otros presentándose como único e irrepetible. Los numerosos trastornos físicos y psíquicos entorno a esta distorsión del yo sea corporal o mentalmente nos dirigen cada vez más a esa exigencia de darse cuenta uno mismo de su capacidad de rendimiento social. El grupo te acepta en la medida que tu rindes.Byung-Chul Han en su obra "la sociedad del cansancio" nos habla del mito de Prometeo cansado.  Precisamente parece que lo que hace estar cansado hoy sería esta violència contra uno mismo , ese estar en guerra contra lo que hacemos más que lo que somos. En esta esclavitud que nos encadena como prisioneros nos salvamos con los espejos que nos creamos . Como Lewis Carrol en "Alicia a través del espejo" nuestros múltiples yoes nos cobijan y de ahí esta autoexplotación permanente. La gestión del tiempo aparece como conflicto de lo que nos imponemos hacer y realizar para rendir suficientemente.  Pero en este círculo vicioso se acaba por desarmar el yo -como dice Byung-Chul Han.  Esa etapa neuronal que nos adjetiviza  a través de depresiones, ansiedades, déficit de atención, desafío negativo a la conducta social, síndrome del desgaste ocupacional o de la fatiga crónica nos van definiendo. Las enfermedades autoinmunes nos convierten en objetos de nosotros mismos por ese negarnos que estamos enfermos y que nuestra salud peligra. La autoayuda y el coach personal se estila como un remedio para la resistencia personal de rendirnos a lo que hacemos de nosotros mismos. 


No hay comentarios: