lunes, 24 de marzo de 2014

SOMOS POLÍTICOS POR NATURALEZA



Me siento cansado de algun tipo de idea que se va apoderando de nuestro panorama social. Un ejemplo es de lo que pienso es  haber dejado de querer participar en política. No me refiero a la política en majúsculas , esa de ayuntamietos, gobiernos , comunidades autónomas, estados o comunidades europeas .... sinó hablo de la política de pequeña escala.

En estos días se vota en mi centro laboral el plan educativo , o sea, la filosofía que hace definir el centro . Hay dos cosas que me sorprenden en este proceso. En primer lugar se presenta una propuesta por parte de la directiva como "borrador" en un correo donde se dan 4 días para su lectura y presentació de edmiendas . Sólo dos personas han presentado algun tipo de sugerencias de un total de 40 profesores y profesoras. Una de ellas ha comentado que se define el centro como laico y disiente de esta idea puesto que cuando las famílias vienen al centro se les ofrece la posibilidad de hacer religión católica ...El director responde que esto viene dado por normativa ...Claro uno se pregunta que eso de la normativa parece una entidad superior extraterrenal que acoge en su seno a todo y a todos ....No hay pués discusión...

El claustro que debe servir para aprobar el PEC parece que se hace en un día que sólo estaran presentes 3/4 partes del profesorado ... Si buscamos la normativa parece que se puede delegar el voto ...sin embargo este órgano representativo ha dejado de tener carácter de representación alguna y ha pasado a ser un simple ente a quien se le consulta sin que sea eso vinculante de nada ni de nadie ... Con lo que uno se pregunta : ¿Qué hacemos en un claustro realmente para ser consultados para ...?

Algo parecído me paso hace unos años en Mataró cuando se aprobava el reglamento de régimen interno del centro con las normas , los castigos, la disciplina ,.... de la inmensa mayoría del claustro sólo 4 personas habían leido y realizado alguna consideración...sin embargo se produjo lo mismo , o sea, que lo edmendable no constituyo parte polémica alguna por no ser normativizable o digámoslo de otra manera que esa normativa que venia dada por las instancias superiores dejaba fuera la mayoría de consideraciones posibles...

Siendo esto así parece que no se exagera nada cuando la gente ha dejado de leer propuestas y ha dejado de creer en la política a bajo y a alto estanding. ¿Para qué ?


Sin embargo fíjense ustedes como en una propuesta que nace del departamento de catalán del centro se sugiere poner una bandera catalana con un NO A LA LLEI WERT ESCOLA CATALA JA  y la mayoría del profesorado consiente esta propuesta sin más ... no se pregunta el coste de una bandera de dimensiones considerables, ni se pregunta por la necesidad del gasto de dicha bandera, ni por otros temas ....

Y si seguimos así podemos entender muchas cosas como las que vienen sucediendo en nuestra sociedad. Aristóteles decía que somos animales políticos , y que vivimos en una comunidad por eso no sabemos renunciar a ese status de colectividad que nos vemos obligados...


Sin embargo la corrupción, la poca creencia en la justicia y los poderes judiciales, ejecutivos, legislativos entre la población hace que se incremente el absentismo como acabamos de ver en las elecciones francesas. Por eso ciertos partidos de ultraderecha - a diferencia de los de ultraizquierda- sacan sus ventajas en número de votos. Pero ese descrédito de la política de altos vuelos que en las redes sociales parece que es caldo de todo tipo de crítica y motivo para abstenerse cada uno de ejercer su ciudadanía . 

Una cosa que me sorprendre es la distancia entre un gobierno de uno mismo de cercanía y la sociedad. ¿Por qué la reforma laboral que toca próxima a todos y todas en nuestras constantes más vitales no es motivo de debate de injerencia , de diálogo social  ?

Cuando en los niveles próximos nos dejamos de mover , de opinar, de actuar  puede que estemos dando la razón a los que manejan por encima la macropolítica, la macroeconomía... Esta claro que tenemos lo que nos merecemos ... hay que competir contra nosotros mismos , contra ese miedo a destacar por decir algo crítico, por apuntar con el dedo al horizonte.... 

Algo nos debería advertir que para quejarnos de esta sociedad que no nos gusta o que despreciamos colectivamente no podemos olvidarnos que estamos y vivimos dentro y que algo somos. 

En esto insisto que si recordásemos que somos políticos por naturaleza seguramente utilizariamos este hecho para pensarnos y relacionarnos en la proximidad de otra manera. 




No hay comentarios: