jueves, 4 de julio de 2013

¿ABOLICIÓN DEL TRABAJO ? BOB BLACK


La editorial de Logroño "pepitas de calabaza" ha editado el segundo libro del anarquista Bob Black con el título : "La abolición del trabajo". Un libro publicado en el año 1985 y a mi modo de entender la realidad , muy actual. Anteriormente escribió en esta misma editorial "el anarquismo y otros estorbos para la anarquía". La lectura me ha parecido interesante pues plantea la necesidad de cambiar esta forma de vida actual donde el trabajo ha venido siendo  cada vez más  una forma de esclavitud que ha secuestrado  nuestras vidas y nos ha anulado  como personas. En esta relación que establecemos con él nos hace   un repaso histórico  para que podamos comprender como el incremento de horas y el incremento de trabajos inútiles han conseguido que el sector primario agrícola y ganadero ,hoy sea mucho menor en cuanto al número   de trabajadores a diferencia de otros sectores; como el secundario y terciario que ha aumentado de manera geométrica. Los primeros cazadores-recolectores en la Prehistoria se dedicaban no más de cuatro horas a la caza constata como dato interesante. Luego con la revolución industrial y el sistema fabril el incremento de número de horas consiguió gracias a la religión convertir el trabajo en una necesidad para garantizar el ocio. Sin embargo este ocio no deja de ser -sostiene el autor- una nueva forma de trabajo y de esta relación que establece la sociedad con el gasto del tiempo en función de un salario. ¿Qué ha conseguido el trabajo hoy en día? Por ejemplo sostiene el autor que ha  incrementado la miseria existente en el mundo y aumentado con el trabajo  el dolor y el sufrimiento. El parado que no trabaja pasa a una lista que el Estado convierte en estadística. Los que no trabajan todavía , también están parados, pero  no cuentan aunque se hable de incentivos europeos para el empleo juvenil. Todo vale para conseguir un trabajo incluso que Leticia Sabater pida a un presidente de gobierno una ayuda para su trabajo cultural realizando "El mago de Oz". Trabajar decía el nazismo hace libres por eso en las entradas de los campos de concentración se encargaban de grabar con estas palabras la máxima de todo prisionero del campo. Sin embargo ya los antiguos griegos entendían que el trabajo no debía ser entendido como derecho sino más bien como deber o obligación que quienes no tenían condición de persona como eran los esclavos o prisioneros de guerra o incluso extranjeros ,debían realizar. Hoy la autoridad defiende el trabajo como un derecho y mantiene la idea de incrementar el número de horas laborales semanales , la edad de la jubilación , y otras reformas de la ley laboral que permiten por ejemplo  que los planes directores en sectores  -por ejemplo en educación- sean la garantía del buen trabajo y del buen hacer. Black propone el juego entendido como realización de cosas como alternativa al trabajo. ¿ Por qué no dedicarse cada uno a lo que más le interesa y le gusta ? ¿Por qué no intercambiar entre nosotros de forma lúdica estos intereses? 
Resulta curioso que cite a Stuart Mill diciendo una frase como : todos los inventos destinados a ahorrar trabajo jamás ahorraran ni un minuto de trabajo" .  Nos podemos preguntar por las nuevas tecnologías que han incrementado que ahora trabajemos más en casa , en vacaciones, en fines de semana incrementando todavía más el número de horas dedicadas a gestionar la productividad. En el libro de advierte de las bajas y las muertes laborales , estadística que se silencia por parte de las autoridades para no dar una idea de que el trabajo mata y destruye la salud. Hoy la nueva ley de trabajo ha hecho incrementar el número de trabajadores que enfermos asisten al lugar de trabajo para no ser descontada una parte de su nómina a fin de mes. Se trata de aguantar horas y horas. La nueva ley con los planes de directores por ejemplo en educación criticados por pocos sindicatos ha sido apoyada por grupos de izquierdas como ERC i PSC promoviéndose el nepotismo en algunos casos , la arbitrariedad de los cargos tal como en el mismo departamento de educación se ha visto en estos últimos días con asesores que provienen del ámbito empresarial y jurídico . Todo esto significa que el trabajo lo justifica absolutamente todo por eso eslogans como "el trabajo bien hecho tiene futuro" sostenido con programas y materias como "emprededores" propone un modelo social fundamentado en la producción del capital y no la producción social. 

Lidia Falcón escribió una "historia del trabajo" para enciclopedia popular ilustrada en el año 1963 ya sostenía "el trabajo ha ocasionado más víctimas que todas las guerras , las persecuciones y las catástrofes mundiales juntas.


Y añadía "El trabajador como tal no adquiere condición de ser humano no merece respeto ni consideración por parte de aquellos a los que un nacimiento privilegiado les ha eximido de ganar día a día su sustento..." Hoy parece claramente justificado los sueldos millonarios por cargos y responsabilidades políticas y económicas como si los asalariados carecemos de responsabilidad o la nuestra resulta mucho menor. 

Sostener que nadie debería trabajar significa entender que eso del trabajo es una gran excusa para mantener la población mundial atenta y concentrada en la productividad mundial de unos pocos que mantienen su riqueza a cambio del sudor y lágrimas de otros. Comparar el trabajo con el esfuerzo hoy continua siendo un argumento en favor de una juventud que se les exige competencia y ambición para seguir con eso de la producción.  La incorporación de clases sociales más desfavorecidas o desprotegidas como discapacitados o enfermos o presidiarios a lugares de trabajo en empresas que se les llama responsables y solidarias ofrece todavía más argumentos en favor de la condición del homo laborus que existe gracias a su capacidad de trabajar. Parece que la esterilidad se encuentra en no trabajar. La relación sin embargo trabajo dinero ofrece un argumento en favor de esta necesidad que hay en ser trabajadores. Pero esto precisamente es una idea que Black destruye afirmando que el dinero causa el origen de las desigualdades por eso el Estado fabrica dinero y somete al mundo de la empresa a este mecanismo de los valores y capitales del dinero. El individuo sometido despersonalizado y desamparado queda pues sometido al poder de un Estado que como benefactor ofrece con justicia retributiva el beneplácito de casas de caridad y comedores sociales. Hablar de que uno no trabaja estigmatiza al ciudadano de improductivo por eso tantos y tantos jubilados con pensiones mínimas se encuentran hoy más que nunca escondidos en sus casas esperando la parca que les lleve con todo su entierro en seguros de vida pagado con el dinero de su salario. La economía del trabajo justifica pues una productividad que convierte el trabajo en una herramienta para el bien social del estado y del mercado. Black habla del juego como actividad alternativa al trabajo vinculado a los intereses que cada cual puede desarrollar por eso no hay tiempo ni gestión ni organización empresarial alguna. Resulta curioso que hoy en plena crisis el tema de la gestión de recursos parece que vaya a resolver absolutamente la ineficacia de un sistema que ya no puede sostenerse a si mismo. 
Por ejemplo si fuésemos una ciudadanía consciente puede que dejásemos de comprar y consumir para enriquecer los bolsillos de multinacionales que explotan a niños o a adultos en Bangladesh  como ya cantaba Georges Harrison. No fomentar un turismo de ocio que gestiona su tiempo con vacaciones para enriquecer un sistema que actualmente cree que el turismo lo justifica absolutamente todo en favor de la riqueza que aporta. 
Bob sostiene que el trabajo es una producción obligatoria que nos fuerza a dejar de ser libres y someternos a la esclavitud de los que mandan. La zanahoria permite que funcionarios y asalariados vean como han de aguantar jornadas laborales como sean sin ningún tipo de beneficio más que el salario a fin de mes. Pero no toda creación es trabajo ...trabajamos para conseguir algún producto final ajeno a nosotros llámese Estado, Empresa. ¿Cómo nos vigilan? 
El trabajo es hoy una forma de control social sea capitalista o comunista puesto que ejerce en el asalariado la absoluta sumisión a la paga de fin de mes. Las últimas huelgas se oye decir para que me quiten dinero yo no voy a hacer huelga... o yo no me lo puedo permitir ??? Todo vale por este trabajo y el dinero que nos ofrece.La disciplina del trabajo como decía Foucault ejerce un control totalitario en el lugar de vigilar,castigar, premiar, imponer, etc  . El trabajo es esa forma de disciplinar a la ciudadanía para que no sea libre plenamente. El juego -dice- es todo lo contrario porque es voluntario , gratuito , impulsivo  y ennoblece a la persona. En educación si en lugar de disciplina ofrecemos juegos como creatividad ayudamos a que los niños y niñas sean voluntarios participantes con sus oídos de nuestros intereses y nuestra manera de entender la vida. El verdadero juego  tiene reglas pero no impuestas sino autogestionadas.Un insubordinado laboral es visto como un terrorista de estado un auténtico malhechor social que merece el destierro y el exilio perpetuo. Somos lo que hacemos y eso nos convierte en seres angustiados, aburridos, ....Parece como decía Erich Fromm tener miedo a la libertad lo que sostiene este control y entrega al trabajo con sus mecanismos de idiotización como la televisión y la enseñanza. Vivimos para el trabajo y por el trabajo como si fuera una forma de realización personal. Platón , Jenofonte, Sócrates consideraban el trabajo como una fuente de problemas para poder ser ser humano y ciudadano. ¿Hay que incrementar las horas de trabajo? ¿Hay qué seguir trabajando más y más como nos dicen? 

No hay comentarios: