domingo, 2 de junio de 2013

UNA POSIBILIDAD DE ÉTICA MÁS ALLÁ DE LA MORAL .SÓFOCLES.SARTRE.NIETZSCHE.



1.   la relación entre ética y moral una cuestión más allá de la ortodoxia oficial


En primer lugar conviene entender que la ética forma parte de la relación que establecemos con nosotros mismos y eso significará que de lo que estamos hablando es aquello que tiene que ver con lo que somos y hacemos de nosotros mismos. Ejemplos de esto serian las serie de relaciones que establecemos con aquello que nos define por nuestros hechos o actos como pasear, jugar a criquet , bailar, caminar, ... Sin embargo la ética no seria una forma individualista que podría parecer que se vincula con la idea de Protágoras y con eso de que el hombre es la medida de todas las cosas ; sino más bien con algo que hace coincidir la vida individual con la razón común humana , en este sentido. Razón del sentir común como preciamente lo que va más allá de nosotros mismos lo que no resulta ser personal pero nos acaba comprometiendo con todos , o sea, con la especie.
Este compromiso que un ser personal adquiere consigo mismo pertenece a esta ética de la que hablamos. La ética pues es una cuestión de alianza o sea de vinculo interior con lo que pretendemos unir de manera íntima con eso que nos define a nosotros mismos. Se trataría de saberse uno reconocer en las prácticas y el cuidado de uno mismo en relación con aquello que hacemos y decidimos. Sin embargo un lector atento se dará cuenta rápidamente que la ética acabará chocando con la moral puesto que uno se realiza tal como sostenía el existencialismo en eso que se llama proyecto de uno mismo y consigo mismo. Esta claro que eso pasa por mi relación con los demás y a pesar de los demás … Sin embargo vamos a seguir insistiendo en esta diferencia entre la ética y la moral que no es nada ortodoxa.


Y eso requiere una especial relación con la franqueza que establece uno mismo frente a sus actos y pensamientos. La ética pues tendría que ser el resultado de aquello que uno decide hacer de si mismo y que lo sitúa frente a la verdad misma. El que busca la ética busca una respuesta interior y eso requiere un determinado compromiso con aquello que es y le hace ser. Obedece a cierta ley interior que encuentra en la razón del conocimiento de si mismo la autonomía personal que se requiere para ser una persona ética. Por eso la ética relaciona a uno mismo con la verdad. La verdad en el sentido de lo que no nos impide decir aquello que pensamos y que coincida con lo que hacemos. En la película de “Regreso al paraiso quien decide actuar al margen de todo aquello que los otros creen y piensan será aquel que actua con coraje , con valentía , porque acaba el sólo comprometiéndose con la verdad , con el mismo



  1. 1  ¿Por qué la ética tiene que ver con uno mismo?






El sabio sabe que no sabe nada, por eso , al creerse ignorante de todo el saber se define internamente como sabio. No hay pués en este un reconocimiento que le viene del exterior, no es una ley ajena a este que le dicta y le señala como persona sabia todo lo contrario. Por eso Sócrates podria ser un sabio que sabiendo que nada sabe condenado a muerte por las leyes de la ciudad que le culpan de introducir ideas peligrosas en la mente de los jóvenes, que le culpan de impiedad con los verdaderos dioses de la ciudad, que le culpan de introducir la conciencia como si fuera una semidivinidad ; como ciudadano debe acatar y aceptar las leyesy de la ciudad en la que vive. Sabe o conoce como Antígona que las leyes pueden ser injustas porque han sido escritas por quienes han decidido sobre lo que está bien o mal. Sin embargo como ciudadano deberá reconocer que sin estas no hubiera tenido ninguna relación con la palabra en el ágora, ni con los beneficions que la ciudadanía ofrece, ni con la educación, ni los bienes mismos que tiene...Por eso aunque sean injustas las acepta y decide morir a manos de ellas teniendo la posibilidad de escapar y fugarse.
Las normas pues pueden ser el producto de una sociedad que de forma pactada y convencional las dispone y las organiza (idea de NOMOS ). Eso era lo que la sofística pensava que podria ser la justicia vinculada a las razones que conviene que la ciudadanía presenten en el ágora para convencer a la audiencia con su palabra. No se trataba de decir la verdad sinó más bien de convencer de que yo tengo esa verdad misma.

El sabio encarna la norma pues el sabe lo que está bien y lo que está mal o sea será quien medie entre el mundo y la vida , entre la realidad humana del dia a dia y la relación con uno mismo con eso que tiene que ver con lo que uno cree y está convencido que ha de hacer con su yo personal. Por eso el sabio actua como el parresiastes , el que sabe que dice la verdad porque no la teme, y por eso su actuar y su hacer se ejercen sobre su única persona a pesar que pueda perder la vida o sea exiliado del resto de la comunidad misma. El parresiastés será pues ese sabio comprometido con la vida y con el mundo y quizás sea el único que pueda establecer un vínculo o alianza entre la ética y la moral en tanto las normas sociales aunque sean injustas o contrarias a su vida misma sabe que formando parte de la sociedad debe comprometerse con ellas para poder luego si es así juzgarlas y condenarlas. En eso de la norma con uno mismo pues se produce la autonomía del sujeto que decide sobre su acción personal como la que resulta más conveniente con lo que dice y hace sin que esto le represente un malestar social. De ahí se podria deducir que la idea de amistat aristotélica o ciceroniana se vincularia con este compromiso con uno mismo , esta alianza de lo que uno decide hacer de si mismo. En el caso de la tragedia de Sófocles de Antígona nos encontramos con esta idea de una ética y una moral diferenciada como la que queremos proponer aquí.



    1. el problema de la ley escrita y no escrita en Antígona.





La tragedia de Antígona presenta el conflicto que surge entre Creonte y su sobrina Antígona a causa de si debe o no debe ser enterrado Polinices.Creonte lo considera un traidor a la patria y decreta que no sea enterrado; Antígona recurre a los deberes que se consideran superiores y contradice esta orden. Pero su desobediencia la llevará a la muerte y para Creonte el desastre de quienes más ama y quiere. Se trata pues de las leyes no escritas y que en el corazón de Antígona sirven para decidirse para enfrentarse a la verdad misma y a su muerte. Su hermana Ismene se abstiene de dictar contra la ley escrita de la ciudad y los ciudadanos también le dan evasivas y Antígona se queda sola . Recordar la película de “Regreso al paraiso” donde también el único que se compromete con la realidad tiene miedo a perder al vida, a perder el tiempo con los seis años, a dejar atrás absolutamente todo y por eso se enfrenta sólo como el personaje de Antígona. Sólo Creonte tienen la responsabilidad de escoger entre las leyes escritas por la ciudad y las leyes gobernadas por los dioses fundamentadas en el corazón y la razón común de todos los hombres. El dilema o conflicto pués gira en torno a esta idea. Creonte no és ningún tirano cruel que lucha contra una martir del pueblo . Antígona no está con el pueblo sinó está sola. Por eso como en la película Sheriff estan sólos frente a si mismos y saben que se juegan la vida misma y ese exilio eterno que es la muerte. La ética pués gira entorno a esta idea de la persona que individualmente decide ser coherente con aquello que piensa y aquello que decide hacer. Por eso se requiere coraje y valentía para emprenderselas con uno mismo a pesar de los hechos que quizás lo juzguen a uno como un traidor o como un irresponsable. La tragedia nace de un conflicto entre el corazón y la razón , entre la verdad de pensar y hacer y una apariencia de verdad que desvincula la verdad de ese hacer y pensar. Creonte ve como anunciando que la desobediencia a la ley llevará a Antígona a la muerte sus pesares y sus dolores se agudizarán y su vida acabará en la más absoluta tragedia misma de dejar de tener aquello que más ama. El drama se construye como una lucha entre principios y por eso es lo humano lo que deberá resolver a lo humano y nada más. Un rey debe ser leal a su pueblo por eso no hay posibilidad de pacto alguno se debe defender a si mismo como un rey que cumple su palabra que es la ley. Es un castigo ejemplar para una polis o ciudad estado que busca su autonomía con sus leyes y con su moral .La traición a la patria es un delito muy grave sin embargo Creonte pone en juego la ley del pueblo y de la ciudad (vinculada a una moral establecida y pactada por la ciudadanía ) eso seria la idea de matrimonio civil contra una ley del corazón y del hombre o ser humano ( vinculada a una ética personal que se situa en la misma idea de hermandad de sangre o linea familiar ).

Si pensamos que Grecia representa los orígenes de nuestra cultura entonces deberíamos buscar en estos instantes esta relación que sostiene la ética y la moral y la diferencia que pretendemos fundamentar. Hemos de pensar que el valor de la palabra como lo que sostiene la realidad desde la razón misma nace en esta ágora o plaza pública que encontramos en estos primeros momentos en Grecia. Por eso la idea de que este hombre es la medida de todas las cosas como dirá Protágoras de Abdera que antes había intuido Homero en sus poemas nos permite entender esa importancia de que lo humano puede ser generador o creador de cultura como algo diferenciado de la naturaleza en general. Esta última como “fisis” adquiere por si sóla razón de ser dentro del mundo ; diferencia importante frente a “nomos” que adquiere dentro de la polis de lo específicamente humano lo que permite sostener con el diálogo de la palabra la ley escrita. La razón y la palabra que tienen la misma signficación con el concepto “logos” constituyen la suficiente autonomía a la persona para que sea ella misma. Esto será el origen de esta idea de ética que tiene que ver con el cuidado de si mismo , con lo que nos constituye a cada uno como lo que somos y hacemos pero frente a la verdad. O sea, lo que nos vuelve coherentes con el pensar propio y el hacer mismo. Soy lo que hago, y hago lo que pienso por eso no tengo miedo a la verdad. Y en este sentido el hombre griego busca siempre esta excelencia este destacar en ser el mejor entre los mejores (areté) como lo que le convierte a uno en un ser escogido o un noble aristocrático , entendido como héroe de su propio yo.



    1. La fuerza de existir o el existencialismo de la Nausea de J. Paul Sartre.


Si entendemos que el conflicto filosófico es un conflicto existencial quizás entandamos que eso de vivir es una condena y que eso de existir es estar pegado o unido a esta existencia. Pero ¿Qué nos induce a seguir entando aquí ?
La nausea esta obra de Jean Paul Sartre nos plantea el mundo del existencialismo la doctrina que tanto ha sido entendida por los americanos y franceses. Roquetín un personaje lunático y taciturno lleno de odio hacia los demás afirma que “ los hombres son un infierno”. Por eso se da asco a si mismo y exhibe su miseria como una protesta contra los actos de los demás que se oponen a su filosofía. Sartre (1905-1980) rechaza el premio Nobel en 1964 y no será por casualidad que lo hace. Para el estar vivo es comprometerse con uno mismo y eso conlleva sentirte libre pero condenado a ejercer esta libertad en elegir siempre frente a tu destino. La libertad es una pesada carga que en la existencia llevamos todos y que nos permite realizarnos a nosotros mismos a pesar de sentirnos frente a este absurdo que es la vida misma como tal. ¿Qué significado tiene este vivir mismo sometido a una constante elección entre ser o la nada , entre estar y no estar ? La existencia pues se constituye antes que nada frente a las ideas y los ideales por eso no es una cuestión moral la sartriana no es una cuestión de ideas como es la moral que dicta y dirige hacia las creencias, hacia las normas , hacia los demás sinó que el existencialismo propone una ética del sujeto como responsable de quien es y de lo que hace y porque lo hace. El personaje de la Nausea, la novela de Sartre se plantea que en este absurdo que nos somete esta vida aburrida, sin sentido, repetida, cotidiana del cada día una constante nausea existencial nos aparece constantemente. Eso significa que nos cuesta vivir con nosotros mismos con aquello que somos y con lo que nos toca a diario enfrentarnos … el problema pues de la libertad se constituye como un problema ético y no moral.Puesto que la libertad no se encuentra no se busca la posee uno por el hecho de estar y existir.
En esta obra “El existencialismo es un humanismo” que resume una serie de conferencias pronunciadas en 1945 , obra posterior a su obra más filosófica “El ser y la nada” que se publica durante la ocupación nazi de Paris. El nazismo consideró esta última obra como una gran obra por encontrar sus vinculaciones con el filósofo del régimen nacionalsocialista alemán Martín Heidegger. Pero la obra analizada en clase “El existencialismo es un humanismo” es una obra de resistencia contra el comunismo y el cristianismo. Lo que Sartre defenderá es la absoluta fragilidad de la vida o lo que se llama la contingencia humana frente a la trascendencia metafísica de las religiones. Por eso busca un nuevo horizonte moral que responda a la pregunta : ¿Después de Auschwitz que podemos esperar del ser humano ? ¿Queda todavía una ética posible ? Recordemos que la Declaración Universal de los Derechos Humanos será aprobada unos años más tarde como esa esperanza en una humanidad posible. Sin embargo esta presente en el existencialismo esa angustia existencial ese absurdo de la vida humana representada en la pintura de E. Munch “El grito”





Esta obra denuncia el quietismo de quienes han colaborado con la barbarie y pretende defender el ser humano como el único capaz de atribuir sentido a la vida misma. Por eso existe una pretensión de ética más que de moral de ser y vivir con uno mismo y con ese compromiso con la verdad y la esperanza de una existencia digna y libre. ¿Qué queda después de Dios ? -se preguntará Sartre en sus conferencias. El existencialismo parece que somete al ser humano a su pregunta más radical : la pregunta por el sentido de la existencia misma. Los mandamientos no son más que viejas ideas que no se sostienen en la vida de cada ser humano y no ayudan a vivir en este dolor que es la vida misma. El ser humano no puede escaparse a la dura realidad. Sartre quiere tener una ética que se comprometa más allá de los valores metafísicos y religiosos del dogmatismo. Su existencialismo es ateo , niega a Dios, para que viva el hombre y se comprometa con lo humano por encima del resto de cosas. No hay un mundo estático , fijo, inamovible que permanece quieto e inmovil como dicen los creyentes. Somos un proyecto constante de realización personal hacia la nada o hacia nosotros mismos con los actos que hacemos y nos comprometen con lo que somos. Por eso en la Nausea , la novela que intenta popularizar su filosofía se pretende tomar conciencia de los actos que cotidianamente nos ocupan el día a dia y nos mantienen en estado de choc o de alerta permanente frente a nosotros mismos. “Toda conciencia es conciencia de algo , de alguna cosa” y por eso es intencional que quiere decir que cuando actuamos lo tenemos bien presente porque apostamos por algo, nos comprometemos con algo, no con nada. Por eso surge esta angustia existencial en vivir la vida tomando la conciencia como una responsabilidad con lo que somos y hacemos cada día. El yo es para si , o sea, se construye y realiza con lo que hace de si mismo. Y de aquí la idea de que Sartre construye así una ética del sentido apoyada en la idea de que la conciencia es una relación con uno mismo.El personaje de la Nausea se convierte así en ese ser relacional que se constituye en los actos que realiza y ejerce con su libertad. Así no hay idealismo alguno no hay ideas que nos sirvan para coartar nuestros actos, no valen las excusas sobre lo que queremos hacer sinó se trata de vivir lo que somos y hacemos con los actos que nos definen a nosotros mismos. Esta idea de ética pues se configura perfectamente con la relación de uno mismo consigo. Se trata pués de ser lo que hago, de vivir en lo que hago de mi mismo. Por eso la libertad y la angustia forman parte de esta ética del compromiso con lo que uno es . Recordemos nuevamente el dilema del prisionero que permite encontrar esta ética de quien no se acoge a los demás para justificar sus decisiones , y que se encarna en el personaje de Sheriff. Se trata de una automía de la persona por encima de la ley moral y de los demás que como hemos dicho anteriormente sólo son un problema o un infierno para nosotros. Lo que nos decide a ser lo que somos es exclusivamente lo que nos hace actuar al final y nos compromete con la decisión tomada. Claro que hay angustia en este caminar como se expresa en la novela de la Nausea. La ética se convierte en situación de lo que soy con lo que hago y en esa coincidencia la verdad aparece nuevamente como la única forma de responsabilizarme conmigo mismo. Pero eso requerirá escapar de la propia naturaleza o sea de ser libre , de no estar condicionado por lo que determina nuestar propia manera de ser. Al margen pués queda la sociedad y sus normas, sus instituciones, sus poderes, sus hombres y familias, sus barrios , su carácter mismo incluso. Para imaginar conviene una conciencia que depase la propia condición de realidad misma y no se encuentre condicionada por esta idea que nos detiene y nos prejuzga antes de actuar y hacer con nuestra libertad únicamente lo que queremos. La libertad no es arbitraria porque se situa en una determinada “realidad y situación”. Porque somos humanos somos libres y eso significa poder decir no.La paradoja pues surge en esta condena a la libertad que significa que la conciencia no está determinada y en la relación que establecemos con el mundo y la realidad nos configuramos a nosotros mismos. No se trata de lo que tenemos sinó de lo que somos.
La situación es esta condición de libertad permanente que nos hace escoger frente a nosotros mismos. No puedo negar mi responsabilidad para ser lo que soy o no soy.
La novela de La Nausea sigue la vida de Antoine como un diario existencial que permite entender que no hay esperanza en esa vida que uno lleva y que genera malestar permanente frente a todo. Los límites de mi vida me delatan como un condenado a la muerte y a la existencia última de mi proyecto vital. Pero en esta absurdidad de la vida se encuentra la oportunidad para que encontremos nuestro propio significado con la libertad que nos responsabiliza con lo que hacemos. Por eso la idea de ética que el existencialismo sostiene se encuentra en la idea del compromiso con lo que hacemos de nosotros y no en una moral ajena a lo que hacemos y que nos viene impuesta o nos pretendemos imponer sin que nos creamos que verdaderamente afecta a nuestra vida propia. Quien nos salva de la pesadilla de la vida llena de padecimientos y dolor no es algo que tenga que ver con las ideas y los idealismos morales sino con nosotros mismos con nuestro compromiso con la vida que llevamos y decidimos llevar. Roquentin el protagonista vive solitariamente y se decide héroe o cobarde en sus actos construidos con lo que hace no con su forma de ser o de definirse. Uno debe entender dirá Sartre que se escoge lo que uno quiere ser con sus actos no con su naciemiento y su condición que le viene dada. Es un hacer de uno mismo lo que éticamente quiere uno ser. Al final de la vida si que nos definimos en tanto esencia , o sea, lo que somos definitivamente pero no antes. Por eso somos una pasión inútil , no somos nada, y este proyecto que se trata de construir nos va haciendo en el dia a día. En ese querer esta la vida misma , la ética de la persona y no una moral que nos detiene y nos determina como lo que no nos creemos ser. Por eso superamos lo que somos por lo que queremos ser , lo que podemos ser y hacer de nosotros mismos. El hombre sin embargo para que sea ético y viva en este proyecto no existe contra los otros ni contra la comunidad sinó con los otros o en común con los otros. Así somos como relación como intersubjetividad como un haciendose en construcción y eso significa que no es un fin sinó un medio un instrumento en permanente situación de realización personal inacabado. La ética pués es esa legislación con lo que uno hace de si mismo como libertad de escogerse a uno mismo no en tanto concrección sinó de la situación presente. No se puede vivir entre las ideas sinó conviene comprometerse con los actos , con las decisiones que se toman y que nos definen como proyecto mismo humano. La neutralidad no es posible y por eso Sartre dirá que no hay una moral general de un mundo de las ideas y de las normas sociales no se trata de aconsejar como los fariseos y atribuirse los amos y dueños de la moral y la verdad se trata de actuar con libertad para hacer de uno lo que uno quiera ser . La vida nos hace escoger y en ese acto nos comprometemos éticamente con lo que al final nos acaba definiendo. No hay valores absolutos permanentes dirá Sartre sinó una angustia permanente de vivir en el más grande abandono y desamparados en este compromiso de hacer de mi lo que yo quiero. No hay nada más por eso resulta doloroso vivir en este existencialismo de lo contingente , de la debilidad humana y la fragilidad que nos arrastra al abismo de la existencia absurda de la nada. En esto esta la fuerza de existir en este abismo entre el desamparo y el compromiso con uno mismo y con el mundo. Se trata de actuar y querer actuar frente a uno mismo en relación con el proyecto de lo que somos y queremos ser.  











    1. Nuestra violencia es existir .Nietzsche como forma de vida.



Sanchez Ferlosio dice que ser indulgente con los malos es una cosa que se aprende desdel corazón facilmente de pequeños peor se ha ser saber ser indulgente con la crueldad y arrogancia y petulancia de los amos o señores de la moral los virtuosos que se atribuyen la moral como propiedad suya , aunque eso lo aprenda el corazón màs tarde y con mayor esfuerzo.La ética existe como una forma violenta de vivir y de destapar las formas de ilusión de la moral. Para ir acabando es importante situarnos en el último autor estudiado Friedrich Nietzsche. Para vivir en la ética conviene desconfiar de la moral misma y de sus sustitutos que tienen poder suficiente de ejercer en nosotros la mentira y la manipulación como formas de adiestramiento y domesticación personal y social. La ética no es misionera como la moral que si pretende hablar y señalar que es eso de la verdad, el bien y la justicia,. La moral pues confunde y se apropia de la verdad como si fuera suya en exclusiva y por eso las normas y el control son los instrumentos para que esta se visualice en todas partes.

En los relatos de Monzó como “la plenitud de l'estiu podemos encontrar un ejemplo de esto que estamos diciendo respecto a la idea de ética y separarla de la idea de moral. Monzó no vende ideas relata hechos, construye con las palabras actos que permiten identificar o narrar la acción del personaje que no prejuzga nada de antemano y con la ironia convierte su escritura en un compromiso con la verdad misma. A diferencia de Pamies que como en “Supervivencia” nos dirige la mirada hacia la idea de verdad, hacia lo que el considera válido y valiente consiguiendo que la moral sea eso que aparezca y juzgue de antemano aquello que debemos creer y saber antes que nada. El fariseo pués es este moralizador de las ideas que sostiene que la justicia, la felicidad, la paz, la verdad consiste en eso que el propone y dibuja y por eso se convierte así en dogmático , en un rigido de las normas y las leyes .El publicano -ambos terminos biblicos del Nuevo Testamento- sabe que miente y no se cree con la posesión de la verdad a diferencia del fariseo que si construye en su corazón la mentira de la virtud ( excelencia ) porque se cree bueno. Entre el hipócrita y el fariseo hay una gran diferencia puesto que este último se complace con enviar a los demás al infierno de sus mentiras.




La ética intenta liberar la vida de donde se encuentra prisionera por eso encuentra en la relación con lo que uno hace de si mismo una verdad comprometida.Se trata pues de quitarse la máscara dirá Nietzsche y de encontrar los códigos ocultos para conocernos a nosotros mismos , en eso consiste la parresia según los griegos. La relación con uno mismo hace que el pensar y el hacer sean la autobiografia de lo que somos y hacemos. Así la voluntad de vivir permite que en este poder se produzca la ética de mi existencia. Haz de tu vida una obra de arte dirá Nietzsche.
En la obra de este autor “La genealogia de la moral” nos recuerda que el conocimiento que buscamos no está en el exterior de nosotros mismos sinó en nuestro conocimiento de si mismos. El axioma “cada uno es para si mismo el más lejano “ convierte a este pensador en un referente de lo que venimos sosteniendo en este trimestre.¿Cómo superar estas ansias por saber sin olvidarnos de lo que somos nosotros mismos? Aquí pués radica el núcleo central de la diferencia entre la ética y la moral. Somos creadores de sentido y no representantes de ideas morales. En esta creación está el compromiso con lo que somos y hacemos de nosotros , en su reproducción está la falsa ilusión de los prejuicios de la moral que no alcanzan más que el mundo de lo que nos queremos aprender de memoria sin entenderlo y sin ser humanos o más que humanos. El heroe es heroe porque se construye en sus actos como lo que es , y en ese constante hacerse se va proyectando a si mismo . El sacrificio, la abnegación, la compasión son cualidades que la moral ha hecho creer como válidos para estancarnos en la nostálgia y volvernos contra nosotros mismos. En esto consiste este nihilismo , en alcanzar este quitarnos estas máscaras que nos acobardan y nos detienen y domestican haciendonos creer que es bueno estar enfermos , insanos y sentirnos culpables de lo que vivimos y lo que dicen que hacemos. El sexo, la violencia, el terror, la crueldad , el egoismo son entendidos así como un mal que conviene evitar contra nuestra propia naturaleza y nuestra manera de ser. Para ser especie hemos renunciado a ser nosotros mismos.Y con la conciencia nos han sometido a sentimientos que van contra la vida y la existencia misma. Nos han negado ser lo que somos , nos han demostrado que conviene estar alejados de nosotros mismos , nos han ocultado la verdad sobre lo que somos realmente. En el artículo “ De la ideologia a la ética” la filosofía de la sospecha de Freud, Marx, Nietzsche han desvelado que las ideologìas son pensamientos en función de los instrumentos de interés y de poder social y no del individuo o la persona misma. La existencia es un impulso a vivir y con eso la ética aparece como un hacer de uno lo que uno quiere ser .
Con Nietzsche vemos que la razón y la conciencia se han reprimido los instintos humanos y nos han alejado de nuestra naturaleza animal convirtiendonos en ese homo sapiens sapiens , mono bobo , causa de nuestra mayor desdicha. Los instintos deben poder ser libres para que crezcamos no hacia dentro con la culpa sino hacia fuera con la creación y la construcción de nosotros mismos. La guerra entre esta moral mitigadora de nuestro verdadero ser y el instinto de la voluntad de querer ser lo que somos.

La ética pués establece en este caos una forma de vida y de existencia para aprender de lo que soy , de lo que hago, de lo que quiero. El compromiso está en hacer de uno mismo una obra de arte, de dedicar tiempo y atención para desarrollarse en este cambio permanente , sin ser impacientes, sin ser temerosos, sin ser cobardes. Por eso conviene tantas veces como sean necesarias repetir el cuadro o la escultura de uno mismo, aprender en el error, aprender en el fracaso, aprender en la derrota, pero sabiendo que la guerra es el padre de todas las cosas, y que la lucha con uno mismo requiere coraje, valentia y superación personal con lo que queremos ser. Somos maestros de nuestro propio arte de vida, de existencia. Se trata de entender que la ética requiere ser aventureros y experimentar con nosotros mismos, no hay resultados que debamos esperar, no hay excusas , no hay ayudas. La vida es un viaje sin destino prefijado , donde nos encontramos a nosotros mismos y nada más. El perpectivismo de Nietzsche nos advierte que no hay hechos sino interpretación de hechos , por eso cada uno es amo y dueño de su vida. No nos sirven los modelos que son ideas que nos iluminan falsamente para hacernos creer que debemos reproducir eso. La moral reproduce como hemos sostenido varias veces. La ética es pues esa música de la vida que nos hace sentir lo que verdaderamente somos aunque sea una simple criatura efimera, frágil, estúpida. Llegar a ser quienes somos , eso es ser artísta de la ética de la existencia. Por eso conviene no tener ideas de aquello que pensamos ser, de aquello que nos dice quienes somos, … No hay limites como en la moral porque sólo nosotros nos dirigimos a nosotros mismos. Eso es tener coraje de crearse a uno mismo sin miedo a lo que uno es o puede ser, no dejarse dominar por las naturalezas que pretenden modelarnos o hacernos a su manera. No se trata de decorar nuestra vida como si la forma o las ideas de un hogar feliz o una vida feliz pueda apaivagar o disimular lo que realmente somos , se trata de ser naturales para sobrecogernos a lo que nos viene, nos detiene, nos derrota. ..

(todas las imágenes han sido extraidas de facebook y tienen sus autores) 

DOCUMENTOS TRABAJADOS SOBRE EL TEMA 


1.- Película "Regreso al paraiso" 
2.- El dilema del prisionero 
2.1 Artículo "CIU-ERC: El dilema del presoner. 27/11/2012
3.- Fragmentos "El existencialismo es un humanismo de J.P Sartre.
4.- Situaciones o dilemas éticos/morales.
5.- Artículo " De la ideologia a la ética" El pais"de Gianni Vatimo. 
6.-Artículo " Contra fariseos" capítulo 11 de Entre lenguas y educación después de Babel .2003.Jorge Larrosa.
7.- Artículo "El bien y el mal" del libro de S. Ferret.
8.- Textos selecionados de Antimanual de Filosofia de Michael Onfray. (Gassendi,Sófocles,Rousseau).
9.- Fragmentos del "Critón" de Platón. Sobre la ley. 
10.-Sobre la voluntad de poder de Nietzsche.Maite Larrauri.editorial Tandem. 
11.- Fragmentos de La nausea de Jean Paul Sartre. 

No hay comentarios: