sábado, 30 de abril de 2011

HACIA UNA IDEA DE ENTUSIASMO ....


Hablar del entusiasmo es hablar de como ganarse uno mismo frente a lo que uno es , lo que vive, lo que representa , lo que le sostiene. El concepto de entusiasmo viene del latín enthusiasmus  y este del griego "enzousiasmos" y se refiere a estar inspirado por los dioses. Ese estado de excitación y animación producido por la admiración, el placer, el interés  produce emoción, delirio, pasión, arrebato ... En el segundo discurso de Sòcrates que encontramos en  el Fedro de Platón hay una declaración de entusiasmo (posesión divina) porque el alma fuera de sí deja llevarse  así como el filósofo por el amor hacia la sabiduría. Una evolución histórica del concepto nos lleva  al  poeta romántico Shaftesbury que  escribe en una conocido obra  " Carta referida al entusiasmo hacia mi señor " publicada en 1788 explicando que  el entusiasmo  puede despertar ciertas situaciones de melancolía y propone huir de este con buen humor.Por eso acaba ofreciendo un antídoto :el buen humor.Voltaire también tiene esta misma idea negativa del entusiasmo como algo que perjudica la razón y la actuación del hombre. La Ilustración en el XVIII   propone hablar de   entusiasmo razonable.  Max Scheler - origen de la axiología moderna-  vinculará  el entusiasmo con la alegría .
 Sin embargo volvamos a la idea o concepto de entusiasmo. ¿En qué consiste el entusiasmo ?  ¿Como nos entusiasmamos ? ¿Como se origina este estado ? 
Ayer mismo asistí a una conferencia en el Ateneo de Barcelona del profesor de filosofía Felipe Martínez Marzoa sobre la idea de "causa sui" de Baruch Spinoza. La sala de actos  estaba llena. ¿Qué se configuraba allí ? 
 En su libro escrito en 1976 "Introducción a la filosofía" cita lo siguiente : 

"En el abrirse del mundo como mundo , cada cosa recibe su lugar propio, esto es :es reconocida en su propio ser; o , lo que es lo mismo, en el proyecto global de mi propio ser, en el que en cada caso me encuentro, y sólo dentro de él, tienen sentido ( o si se prefiere, tienen lugar)  esta y aquella y la otra posibilidad en la que yo me encuentro, el sentarme o el saludar a un amigo o el tomar mi bolígrafo para escribir" 

¿Me pregunto si  esto no tiene que ver con este entusiasmo del que hablamos? ¿Puede que en la sala la presencia de varias generaciones mostrase  precisamente algo parecido al entusiasmo, de la misma manera que   el profesor Marzoa intentaba transmitir ? Creo que puedo proponer una cierta respuesta  que aparece en  la primera proposición inicial de mi artículo. Esta  sostiene que para gozar de los placeres hace falta entrenamiento  para conocer y apreciar que la entrega al saber aparentemente inútil que no busca sino la verdad-como decía Aranguren ,- es una de las posibles fuentes de la felicidad y del  entusiasmo .

¿Qué nos entusiasma realmente ?  Según el diccionario francés  Petit Robert se define : "Emotion intense qui pousse a l'action dans la joie"" , como emoción  que impulsa a la acción , como ensanchamiento de la vida misma y de la ampliación de la energía que el poeta Rilke se refería en su poema : 


" Mira , yo vivo.¿De qué ? Ni la niñez, ni el futuro menguan. ....Existir innumerablemente me brota en el corazón"
 
                                                                                                Novena elegía de Diuno.

Para ir a un final inacabado como algo seguramente también en estos tiempos poco usual -  intuyo que el entusiasmo tendría algo que ver con la idea de Nietzsche : hacer de tu vida una obra de arte ;  para  ir viviendo del taller que uno mismo va fabricando y construyendo. En este sentido resulta más metafórico que racional este mundo del que hablamos, resulta más veraz que acomodado. Debe entonces aparecer esa emoción como entusiasmo de vivir y por vivir. Por eso el entusiasmo se contagia , se transmite, se regala, se intuye ... La filosofía en este sentido debe moverse por ese estilo artístico , por ese espíritu creativo que nos lleva a estar locamente embriagados ... La imagen del filósofo-artista que Nietzsche propone tiene capacidad de inventar porque vive con y para el entusiasmo inventando nuevas formas de existencia. Existir como entusiasmarse con la propia existencia. Por eso el entusiasmo no está de moda porque parece que no es útil y no se le puede aburguesar. Y seguramente tampoco tiene esta  palabra un  uso que le lleve a un buen destino moral . ¿Acaso la persona entusiasmada no intenta superarse a si mismo como lo que es lo que no es?

 No deja de ser curioso que Nietzsche cuando conoció la filosofía de Spinoza  hablase de precursor ya que " destapa que las relaciones morales son el resultado de establecer que cuando algo me perjudica es malo y resulta bueno  cuando algo me beneficia , convirtiendo una relación causal en mi persona en la esencia de la moralidad  , como si yo fuera la auténtica medida del bien y del mal. Eso precisamente es lo que nos lleva a cierta voluntad de verdad, de renunciar a nuestras propias certezas y de ofrecer la capacidad de entusiasmarnos  con  la batalla contra nosotros  mismos.

No hay comentarios: