jueves, 23 de diciembre de 2010

Y si todo no fuera tan fácil .





Su nombre lo supe antes de ayer ; Emmanuel . Su apellido un nombre de cava francés. Su edad 78. Des del 2006 vivia en la calle a la intemperie noche y día. Cada mañana me entregaba el periódico y me decía hoy no hay nada de filosofía. Un día me encontró buscando plumas de las cotorras por las aceras y pronto me dijo tengo una bolsa llena de plumas. Cuando marché a Mauthausen me dijo que tenía un libro para mí : K.L Reich. ....Ahora ya no está se lo llevaron hace 6 dias al hospital .... no recuerda a nada ni a nadie no sabe donde está... lo encontraron exhausto , llevaba sin comer varios días ...nada ni nadie lo sabe....
Y si todo no fuera tan fácil ...me pregunto por este hombre amable, simpático que cada mañana me saluda desde su banco con su montón de cosas, sus papeles su ropa su carro lleno de toda su vida , la de ahora... Y si todo no fuera tan fácil para este hombre que vive a su edad en la calle.. Lo han ido echando de los lugares de refugio en la calle : el portal de más abajo, el parque de delante, el banco de enfrente, ....ahora vivía en un almacén que alguien le abría de noche y allí se lo encontraron medio muerto de frio  y sin comer desde hacía varios días....  Sabe francés , inglés y alemán   sin embargo cuando hablamos de filosofía como un día que le regale un libro de Gadamer sobre el sentido de la existencia   , me pareció lúcido y inteligente.... Y si todo no fuera tan fácil seguramente nadie en tiempos de crisis compraría tanta falsa felicidad, ni compraría tanto odio, ni tanta verborrea política, ni humo, ni violencia ....ni nada que se pueda comprar y vender .... Y si todo no fuera tan fácil seguramente ya no estaríamos orgullosos de este mundo ausente cada vez más del bienestar social de las clases trabajadoras .

1 comentario:

Anónimo dijo...

Aquest cop no marcaré cap de les creuetes del blog, aqueta vegada recordaré la mirada i les converses dels Emmanuels recórren per la meva vida, persones que ens mostren les mentides de la realitat, sovint dolorosa, incomprensible, estupida i injusta. Ni les bombolles ni els colors d’aquests dies, maquillatge del que vivim, seran suficients per seguir amb aquest lleig espectacle que vivim on ens perdem i morim exhausts…i malgrat tot això floreix, qui sap d’on, paraules com les teves que dicen i fan, que per moments en fan recordar i destruir l’horror de cada dia...gràcies, gràcies amic.