viernes, 30 de julio de 2010

Lisboa ...




La película de Alain Tunner "En la ciudad blanca" realizada en 1983 del director suizo nos presenta una Lisboa llena de luz. La imagen desprende una luminosidad excepcional que nos permite alcanzar la idea de lo que representaria viajar a la ciudad de Saramago, Pessoa, ....La huida que protagoniza el protagonista de su vida , de sus amores le situa en esa ciudad mágica hecha de recortes y de irrealidades donde el fado aparece y desaparece cuando  el tiempo parece detenerse.
Por eso  leyendo" el libro del desasosiego "de Pessoa uno encuentra fragmentos tan abiertos a interpretaciones  como estos :

"Y hoy pensando en lo  que ha sido mi vida, me siento un bicho vivo cualquiera, transportado en un cesto de esos que obligan a doblar el brazo entre dos estaciones suburbanas.La imagen es estúpida ,sin embargo la vida que define es todavía más estúpida que ella. Esos cestos suelen tener dos tapaderas , como dos medios óvalos, ue se alzan un poco en uno u otro de los extremos currsvos si el bicho se rebulle......"
Dicen que Pessoa pasaba largas noches en el cafe "o brasilia" en Lisboa bebiendo absenta en compañia de amigos para rehacer, dibujar, construir sus historias, sus proyectos. Sentirse un bicho raro significa desindentificarse con el resto de los mortales, no creer que uno es lo que los demás le proponen ser . Pessoa  en este sentido entiende  la vida  como un lamento , como una tristeza permanente que obliga a protegerte con elementos evasivos que no te arrastren. Pessoa se responde que no es feliz porque no tiene mañana para vivir.....
Saramago a quien he leido tambien  parece que nos ofrece este mundo triste y melancólico lleno de cegueras, o faltado de lucidez. En una de sus novelas "ensayo sobre la lucidez" nos propone ejercer la libertad para canviar las instituciones. De la misma manera que en "ensayo sobre la ceguera" entra en juego el deterioro moral de la sociedad incluso en situaciones de superviviencia  este escritor nos destapa de que manera podemos reflexionar sobre la vida y sobre la muerte. La adaptación de la película "Ensayo sobre la ceguera" pienso que no llegó a alcanzar todo el contenido de la novela puesto que su difusión y comercialización no tuvo mucho éxito. El guión creo que no supo conseguir el climax que Saramago en su novela alcanzaba con el relato de las miserias humanas y la maldad social.
A Lisboa sin embargo voy con otra lectura recomendada de Pasqual Mercier "Tren nocturno a Lisboa" que todavía no he acabado de leer pero que promete mucho puesto que nuevamente Lisboa resulta ser la excusa para encontrarse con la soledad, la melancolia y la existencia desaprendida, desarraigada , desocupada.

No hay comentarios: