sábado, 22 de mayo de 2010

REGRESAR CANSADO Y AUSENTE.



En este video se recogen las experiencias de un profesor que cercano a los 50 decide cambiar el rumbo de su vida. Cuando parece que un autor como Nietzsche va a desaparecer de los programas de filosofia argumentando la falta de madurez intelectual de los estudiantes y su posibilidad de dirigir sus opciones hacia el neonazismo , cuando la ponderación de las materias en el bachillerato  segun los nuevos diseños de programas educativos y universitarios hacen desaparecer la materia optativa de psicologia -sociologia en tiempos donde la demanda aumenta entre nuestros alumnos y alumnas ,cuando uno levanta la mano en un claustro para reclamar el derecho a votar en contra de algo diferente a la mayoria pidiendo excusas por si acaso hace lo políticamente incorrecto ,  cuando alguien de tu propio departamento dijo A y luego en público dice B para justificar que los alumnos estan mejor separados y segregados en grupos de niveles etiquetados y bien señalados , cuando todo suena igual y parecido como las huelgas sindicales que cambian de día, de mes , de dirección, cuando ya sólo le queda a uno el buen vino y la buena compañia alguien como Fadanelli  aquí en el video nos explica precisamente eso : como cambiar a los 50 dejandote la barba, haciendote anarquista y aspirando a superar con tu "Harley davinson" soñada  los 200 kilómetros por hora y perderte sin rumbo fijo por las carreteras de la vida alejándote cada vez más de cualquier presencia humana  con rostro y nombre. 
Rafael Robles profesor de filosofia  escribe en su bloc sobre esta propuesta  : 
Esta es la historia de un profesor hastiado de su trabajo, cansado de la mediocridad de sus estudiantes y por lo absurdo de lo que enseña: filosofía. Para romper su rutina de  perdedor se le ocurre enamorarse de una edulcorada versión mexicana de Lolita que le lleve por caminos peligrosos pero liberadores del gran tedio que supone sus cincuenta años de insulsa vida docente.
Es probable que la crisis de los cincuenta consista en arrepentirse de los caminos tomados en la vida y, en las noches de insomnio, plantearse retóricas como “¿que hubiera sido de mí si aquel día si en vez de… hubiera decidido…?”. A los cincuenta y tantos queda ya poca vida profesional por delante; las cartas están echadas. Es cierto que solemos vivir para entregar nuestras existencias a trabajos vacíos que nos matan antes de morir, eso lo describe muy bien Guillermo Fadanelli en Lodo (Anagrama, 2008) pero se equivocó al elegir la profesión del protagonista: El trabajo de profesor es apasionante, divertido, es un reto continuo incompatible con el aburrimiento y da vida antes de morir.
Vayamos a las perlas, pero antes vean cómo se expresa el autor para entender mejor el derrumbre moral que impregna a los personajes de su obra en el video.


Seguramente invitar a la filosofía es aprender a vivir con uno mismo alejándote del tiempo y de la distancia que te somete a tu vacío existencial hasta el fin. No hay camino de redención posible para quien se encuentra sometido a la tiranía de lo cotidiano , del arte efímero del tiempo, del desasosiego perezoso de respirar cada fin de curso la derrota de un fracaso con la lección de la existencia. Vivir es ganar a los complejos que los otros imponen , luchar con la ironia la batalla de tus días , junto a la experiencia de aquellos que nos recuerdan sus pretextos, sin abrazos, sin rencores, sin las cosas que nos unen o separan, y en esa sola manera de estar solo,  uno se da cuenta de la tristeza amarga que te llega  durante toda esta corta vida.
Cada año dejas atras sillas vacías , pizarras escritas, papeles corregidos,... y contigo te llevas la proximidad de tu fin profesional.Ya queda menos para dejar de ser productivo. En eso consiste vivir en renegar de tus principios mismos, en vapulear tus ideas dando un aprobado a todo el mundo, renegando de un origen.... ya todo da lo mismo porque nada y todo es indiferente. Como lo que imagino, lo que a veces  no me siento, lo que después del amor consigo con mi soledad aprendida , ganada, socorrida... Ellos tienen razón no existe la felicidad más que en los instantes cuando la mano te acaricia o la sonrisa te recoge en la noche paciente sin tiempo. Cada vez me interesa menos Platón y Descartes porque me aburren soberanamente cuando veo las caras de los jovenes que han dejado de entender. Cada vez me veo más solo explicando entre mis cuatro paredes hablando por hablar sin sentir que nadie te escucha y nadie aprendre ya de nada ni de nadie. Y todo suena igual para la pasión que a ratitos despierto y que rápidamente hace que algunos rian y hagan muecas. 50 años casi nada o casi todo... para absurdas fiestas y rituales, para despedidas de lo que dejastes atras , llenas de regalos sospechosos , de ilusiones comerciales, de mágicas palabras que nos esconden lo que somos.  La filosofia es una forma de vida, es una manera de enfrontarte con la existencia, con tu espacio, con lo que uno es , lo que uno representa: su pasado, su presente, su futuro. 

No hay comentarios: