viernes, 18 de enero de 2008

EL PROBLEMA DE LA DUDA : LOS SENTIDOS, LOS FALSOS RAZONAMIENTOS Y EL SUEÑO.

¿Resulta exagerada la duda cartesiana ? Descartes lo debemos empezar situando en los orígenes de la ciencia moderna. Su método con el razonar deductivo y filosófico venía de Francia, la corte poderosa de los Borbónes en el siglo XVII sin embargo acábó apostando por el método inductivo y empírico inglés de Bacon , ya en el siglo XVIII. ¿Cuales fueron las razones de dicho cambio? La Enciclopèdie francesa de Diderot puso en un pedestal el método inglés. El problema venia de lejos cuando Aristóteles basava todas sus verdades científicas en silogismos sin acudir al estudio de la realidad. Sin embargo el punto de partida cartesiano se encuentra en su afirmación clave "todo aquello que podamos concebir clara y distintamente , es cierto". Pero hemos de tener en cuenta que toda su física mecanicista depende de su metafísca. El sistema ordenado, jerarquizado se fundamenta en los principios metafísicos como Dios, el alma,... Materia y movimiento configuran el universo y nuestra imagen de él , matemàticamente explicada a través de su geometria. Para aquellos hombres del siglo XVII no habían todavía explicaciones para preguntas como : ¿ Puede el rayo transformarse en piedra? ¿ O pueden las nubes hacer llover ranas o sangre ?
Descartes tiene muy claro que se trata de hacer un buen uso de la razón , o sea, de aplicarla bien. Por eso el método matemático le resulta un buen ejemplo de rigor y exactitud. Conviene no precipitarse y prevenir. ¿Cómo conseguir pués esa evidencia en mis afirmaciones o juicios como el hecho de que ahora mismo estoy escribiendo en mi blog? Algo evidente es aquello que aguanta cualquier duda, por lo tanto claro y distinto. O lo que significa estar atento y saber diferenciar entre lo mucho lo diferente o distinto con una sola mirada. Por lo tanto el criterio de evidencia según Descartes és un criterio intuitivo. En matemáticas la intuición hace que un problema se resuelva clara y fácilmente porque se ha estado atento, receptivo y se usa la razón de manera natural para ello. "Un triángulo está delimitado por tres líneas o la esfera por una sola superfície" , afirmaciones que son intuitivas , o sea, no las deducimos por razonamiento con datos sensoriales.
Descartes parte de la tradición escéptica de M.Montaigne quien se preguntava :"¿Qué se yo ?" Pero lo importante será como resistir a una duda de este tipo. O dicho de otra manera , debemos encontrar una verdad lo suficientemente fuerte para no dudar de ella. El problema de este tipo de duda de Montaigne es que precisamente "el dudar nunca se va a acabar". El escepticismo pretende cuestionarlo todo y moverse en una incertidumbre existencial, epistemológica que no hace avanzar al observador, al científico o al filósofo en nada. Descartes debe superar este tipo de actitud y por consiguiente su duda en un segundo momento se convertirá o la convertirá en duda metódica para evitar que una duda se encierre en si misma. ¿Cómo saber el alumno que me ha robado el mp-4 ? Quizás como señala el filósofo obligando a vaciar todos los bolsillos y partir de cero. En un primer momento Descartes piensa que los sentidos como meros receptores de sensaciones y percepciones no son del todo fiables. Conviene matizar que se trata del grado de fiabilidad o certeza. La vista nos hace ver colores cuando el color no es una propiedad atribuible a los objetos, el oido nos hace percibir de manera distinta sonidos que no resultan para todos del mismo agrado y por eso hay quien condena la música heavy y quien le encanta la opera clásica, el gusto que según culturas permiten combinar sabores diversos que se pueden rechazar en otros continentes, etc... O sea, los sentidos basta con que una sóla vez nos engañen para desconfiar de ellos. Si alguien me miente una vez resulta muy poco creible que no lo vuelva a volver a hacer.
La hipótesis del sueño resulta un poco más compleja. Para el siglo XVII y su teatro barroco el mundo resulta una vulgar representación realizada por un ordenador, por un dios, por un ser superior. La dificultad de encontrar un origen en el universo hace que se piense en la posibilidad -y todavía más en la filosofia mecanicista- de ser simples marionetas o títeres que somos manejados por un creador o hacedor. Así la confusión entre lo que soñamos de aquello que vivimos cuando estamos despiertos provoca en Descartes una posible duda en nosotros. Sin embargo esta hipótesis simplemente responde a una época y a su momento. Si la vida es un sueño puede que nosotros estemos viviendo dentro de él.
Queda una razón más para dudar que resulta también fácil de explicar : el mal uso de la razón , o el falso razonamiento , que se puede entender como las falacias que cometemos un montón de veces. Pero esto ya lo seguiremos explicando otro día.

No hay comentarios: