lunes, 8 de octubre de 2007

Aprender a cuidarse y a cuidarnos.





Puede que lo más importante del pensamiento de Sócrates no sea su socratismo sino la base fundamental de su filosofía. Sócrates propone vivir para cuidar-se como un estilo de hacer filosofía y de estar en el mundo. Seguramente esta máxima que nos propone no sorprende a quienes se pasan los dias en los gimnasios, o en los balnearios. o en las muchas maratones que se corren en las ciudades. Pero tampoco debe sorprender a quienes con terapias diversas como el tai xi , el pilates, el yoga, .... se dedican a cultivarse. y precisamente se trata de esto: cultivarnos desde nosotros mismos. Descubrirnos poco a poco a lo largo de la vida conociéndonos mejor. La máxima de Sócrates nos repite sin cesar : " conocete a ti mismo". Se trata de aprender a ser, de aprender avivir con lo que uno es, lo que uno aprende a lo largo de la vida. Puede que esa cantidad de señales que nos marcan el cuerpo nos acaben por recordar quienes somos y qué queremos hacer con nosotros mismos. Entendida así la vida para Sócrates consiste en gobernarse uno mismo, o sea, aprender a dirigir la vida de uno hacía el lugar que uno desea y puede alcanzar. Gobernarse significa ser uno mismo en ese juego de encontrarse con lo que le hace a uno ser él mismo. Por eso para Sócrates lo que está más en juego es la verdad. No se puede ser sincero con lo que uno hace si no se empieza a ser sincero con aquello que uno es. Apreder a ser , aprender a conocerse, aprender a vivir con uno mismo. Así Sócrates acaba por encontrar dos cosas : la soledad del condenado a muerte y la legenda que la historia le ha ofrecido. Mito y realidad.

3 comentarios:

Muriel dijo...

Esa es la parte dura y difícil, la autoaceptación. No es sencillo ser consciente de lo que uno es, casi siempre un uno diverso y a la vez unitario. Atreverse a mirarse en el espejo, aceptar lo que hay al otro lado y quererse. Admitir que loq ue uno pretende ser y lo que uno es, no siempre son lo mismo.

Anónimo dijo...

Fa un mes i uns dies que, entre d'altres coses, estic aprenent a viure amb mí i per mí.
No és gens fàcil, tot al contrari. Però cada dia trobes algún motiu o alguna cosa que t'alegra el dia.
He acceptat qui sóc, i com sóc.
I ara, també he aprés a disfrutar d'aquelles petites coses que abans éren inexistents.

Fins dijous.

Per cert, avui m'has deixat intrigada amb això de que el meu blog té no se què de dolent.
Diguem-ho aviat! Que la curiositat em menja per dinssss!!!

Judith Moré

Anónimo dijo...

Hola Xavier, sóc yo una altre vegada!!!!

En llegir aquest text ma vingut una frase al meu cap que fa temps vaig veure no se on i es la seguent :

" Enriquezco mi mente, fortalezco mi cuerpo".

Bueno la teva recerca per saber qui sóc només acaba de començar i perque sembla las començat malament perquè no sóc en Simón jeje.

Pero et deixaré un pista: El que menys ho sembla ho és.

Vinga ens veiem Dijous !!!

Firmat: un jove filosof