viernes, 21 de septiembre de 2007

Parrhesia.


Era ayer cuando frente a un tribunal de profesores me defendia con un artículo que hablaba de la parrhesia. La parrhesia és la relación que el pueblo griego establecía con la verdad. El parrhesiastés era quien ejercia en nombre de la verdad con la palabra frente a la asamblea del ágora un compromiso. Por eso a veces ese hablar franco y sincero diciendo lo que se pensaba y se creia comportaba un riesgo. Perder la vida, perder los amigos, perder la patria , perder las tierras o la casa. Sin embargo ejercer la parrhesia era un deber que uno tenía frente a aquello que uno realmente es y defiende ser. Ir por la vida haciendo que tus pensamientos coincidan con tus acciones, con tus actos sin esconderse en nada, ni de nadie , ni simular, ni disimular, ni ocultar. El parrhesiasta se compromete consigo mismo y con su verdad. No se trata de decir lo que conviene, ni lo que le conviene a uno sino hablar de manera franca y sincera sobre lo que se piensa y lo que se siente. El parrhesiasta no se esconde de si mismo. Por eso requiere cierto coraje saber decir la verdad. No todos tenemos ese coraje de decir la verdad. Porque eso comporta un cierto riesgo, un cierto compromiso. La mayoria de veces el parrhesiasta era expulsado de la ciudad, exiliado, o ejecutado. Sócrates quien ejerció la parrhesia acabó ejecutado por intentar defender la condición de la isegoria , o sea, el derecho de tener y decir la palabra frente al estado, y la isonomia, o sea, el derecho a la igualdad frente a la ley. Por eso en una democracia imperfecta como la que tenía el pueblo griego la solución fue el refugio en las comunidades de vida, comunidades como los epicureos, los cínicos, los estoicos.... que en grupo o individualmente intentaron llevar una vida con felicidad. Sabiamente aprendieron que para vivir una vida placentera debemos aprender a estar bien con nosotros mismos. La parrhesia , pués, resultó fundamental para aquellos tiempos. Quizás también sea importante para los nuestros.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Espero que hagis tingut molta sort davant d'aquest tribunal.
Ens veiem dilluns amb la nostra estimada història de la Filosofia ;)

Judith Moré
www.judithmore.blogspot.com

Bon cap de setmana!